Nacional

El nuevo aeropuerto no va, demandan en el Senado

Pobladores de Atenco, Chimalhuacán y Texcoco acudieron a un foro realizado en el Senado sin estar invitados. 

México.- Representantes de vecinos de Chimalhuacán, Texcoco y Atenco hicieron escuchar su voz durante el foro El nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, organizado por senadores del PAN, PRD y PT.

En señal de lucha algunos integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra levantaron sus machetes para sorpresa de los ponentes. ?El aeropuerto no va. No está dicha la última palabra?, dijo América del Valle.

Con micrófono en mano, la vocera del FPDT exigió a los senadores y al gobierno de la república la cancelación definitiva del proyecto pues atenta contra las tierras ejidales del Vaso de Texcoco.

Del Valle descartó que el conflicto se reduzca al precio de la tierra pues eso no es lo que están exigiendo. ?No se quiere mirar que hay pueblos en resistencia y que no estamos pidiendo aumento para que nos paguen más por la tierra, nuestra tierra no tiene valor?, enfatizó.

?Nosotros vamos a resistir en tanto no se nos escuche, vamos a luchar en tanto no se nos deje de agraviar una y otra vez. Vamos a responder ejerciendo nuestro derecho, porque luchar, protestar, organizarnos en contra de un monstruo como es el proyecto aeroportuario, es un derecho. Un no rotundo al aeropuerto y no andarnos por las ramas?, enfatizó.

José Luis Luegue Tamargo aseguró que la construcción del aeropuerto en los terrenos federales del Lago de Texcoco es inviable por lo que pidió a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes abrir la discusión del tema.

El ex director general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) señaló que la nueva terminal aérea es incompatible con la zona hidrológica del Lago de Texcoco pues su ingeniería conceptual está equivocada.

?Se puede resolver el tema del aeropuerto en otro lugar, no han considerado que ésta es la última zona de amortiguamiento que tiene la ciudad. No existe el estudio por parte de Conagua que demuestre lo que hoy dicen en el gobierno, lo que se está haciendo es un crimen ecológico. El lago Nabor Carrillo debe mantenerse como zona para las aves migrantes, como un espejo de agua, solamente?.

En su momento el arquitecto Roberto Eibenschutz, académico e investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), cuestionó si Texcoco es la mejor opción. ?Hay preguntas en el marco jurídico y normativo. Se trata de una decisión federal o sectorial; cuál es la prioridad y cómo se determina?.

Por su parte la panista Silvia Garza Galván se pronunció a favor de que el gobierno federal escuche a los especialistas, a los legisladores y que transparente toda la información relacionada con este proyecto.

La presidenta de la Comisión Especial de Cambio Climático indicó que existen diversos temas que generan más dudas que certezas: aves migratorias y endémicas que se ubican en la zona lacustre del Lago de Texcoco, el problema hídrico, el hundimiento de los terrenos, la movilidad y la equidad social, sólo por mencionar algunos.

?Lo que más me preocupa es que a la vuelta de algunos años estemos derribando ese aeropuerto porque ¿saben qué?, tenían razón los especialistas. Fíjense que siempre no. Estamos hablando de más de 160 mil millones de pesos, pero también recuerdo cómo se construyó la Terminal 2, de más de siete mil millones de pesos y ahora nos dicen que va a ser una gran área verde, pero esa sería el área verde más cara del mundo?, señaló.

Con información de Enfoque y La Jornada