Agresor de Fiscalía ya había advertido de ataque

Ataque a Fiscalía de Jalisco
Ataque a Fiscalía de Jalisco. Agresión anunciada.Cuartoscuro

Hace tres años, Luis Homero Águila redactó una carta en la amenazaba con cometer un ataque en las instalaciones de la dependencia.

México.- El ataque a la Fiscalía de Jalisco, que dejó dos muertos y tres heridos, ya estaba cantado y fue el propio agresor quien amago con cometer el crimen.

Sí. De acuerdo con Reforma, en noviembre de 2013, Luis Homero Águila redactó una carta, dirigida al entonces secretario de Gobierno, Arturo Zamora, en la amenazaba con cometer un ataque parecido al del miércoles en las instalaciones de la dependencia.

"Estoy harto y asqueado de tanta injusticia cometida en mi contra”, señalaba el texto de la misiva, la cual fue recibida y sellada por la Oficialía de Partes de la dependencia. 

"Estuve tentado a cometer 7 crímenes, ya que iba a conseguir armas y tenía planeado llegar a X oficina de gobierno y matar a 7 personas en un lapso de 30 segundos, todas con un balazo en la cabeza, en donde tomaría una o varias personas como rehenes y luego pediría que para entregarme, estuvieran presentes los medios, en donde a grito abierto les diría que Ud. fue el principal responsable", dice el mensaje. 

Pero, como suele suceder, nadie tomó en serio las amenazas que se plasmaban en el escrito de cuatro hojas.

Águila quería que fuera destituido Zamora, así como el fiscal Central, Rafael Castellanos, al reclamar que había sido ignorado tras 27 escritos, ya que había llevado una propuesta para combatir a los "aviadores" en el Gobierno.

"El General Águila", como le llamaban por su pasado militar,  también solicitaba ayuda para recibir su pensión vitalicia, a la que tenía derecho tras ser dado de baja del Ejército por incapacidad, aceptando que había sido declarado como enfermo mental peligroso; padecía esquizofrenia. 

Reforma señala que Zamora negó que haya leído esa carta o conociera en persona a Homero Águila, aunque sí le dieron trámite oficial. 

En tanto, Castellanos aseguró que amenazaba a quien fuera y él recibió unos 200 escritos del agresor en los que hacía peticiones diversas. 

Por su parte, el gobernador Aristóteles Sandoval dijo que nunca habían recibido amenazas de Águila.

0
comentarios
Ver comentarios