Piden DIF y Gobierno del Estado apoyar a los duranguenses afectados por la sequía

La señora Karime Macías de Duarte y el gobernador Javier Duarte de Ochoa hacen un llamado de solidaridad a todos los veracruzanos para que apoyemos a los más de 400 mil durangueses que carecen de agua y alimentos por la grave

Xalapa.- La señora Karime Macías de Duarte y el gobernador Javier Duarte de Ochoa hacen un llamado de solidaridad a todos los veracruzanos para que apoyemos a los más de 400 mil durangueses que carecen de agua y alimentos por la grave sequía que padece el estado de Durango.

En conferencia de prensa, el director general del DIF Estatal, Juan Antonio Nemi Dib, señaló que el próximo viernes a partir de las 9:00 y hasta las 15:00 hrs. habrá un evento que será transmitido por las cadenas de televisión y radio desde el Parque Juárez en Xalapa, donde se recolectará agua embotellada, alimentos no perecederos, medicinas vigentes y ropa en buen estado. La meta es recaudar de 80 a 100 toneladas y enviarlas al estado de Durango, dijo.

Explicó que ese mismo día se habilitarán simultáneamente como centros de acopio el auditorio Benito Juárez del puerto de Veracruz y las instalaciones de los DIF municipales y las oficinas de Hacienda del Estado, ya que las aportaciones que realicen los veracruzanos no sólo van a cambiar la vida de muchas personas, sino que las van a salvar.

Asimismo, dijo que permanecerá abierta la convocatoria los días que sean necesarios. “La de Durango es una emergencia grave, histórica, por lo que el pueblo de Veracruz quiere contribuir a que esto se resuelva”.

Acompañado por la coordinadora General de Comunicación Social, Gina Domínguez Colío, y la encargada de despacho de Finanzas y Administración del DIF Estatal, Astrid Elías Mansur, Nemi Dib detalló que los hermanos de Durango tienen un déficit alimentario mensual de 300 toneladas de agua y comida, por lo que hasta diciembre necesitarían más de tres mil toneladas para subsistir.

Dijo que hace aproximadamente 10 meses que no llueve en Durango, y alrededor de 50 mil indígenas y más de 400 mil duranguenses prácticamente perdieron sus medios de subsistencia al no haber agricultura y ganadería, además de que se han perdido 60 mil reses, lo que merma a los propietarios del hato ganadero.

“Las reses vivas las están rematando. El precio en el mercado de una res en promedio en Durango anda en los cinco mil pesos y los ganaderos las están vendiendo en 800 ó 900 pesos por la simple razón de que si no las venden, se les mueren”.

El director del DIF estatal agregó que en caso de que lloviera para el mes de julio en Durango, los pobladores no tienen qué sembrar porque los granos de la resiembra ya se los comieron, y se prevé que tendrán una contingencia de largo plazo.

En el encuentro con los medios de comunicación, Nemi Dib apuntó que los servidores públicos del gobierno estatal harán sus propias aportaciones ya que se han girado las invitaciones correspondientes a todas las dependencias estatales; tan sólo la Coordinación de Comunicación Social aportará cerca de cuatro toneladas de agua y alimentos.

Finalmente, comentó que desafortunadamente el problema por el que atraviesa Durango no es privativo de ese estado, sino que lo padecen también Chihuahua, Zacatecas, San Luis Potosí y en menor escala Hidalgo, y que esta es una excelente oportunidad para que los veracruzanos correspondamos a la ayuda que en situación de emergencia nos han brindado los hermanos de otras entidades del país.

0
comentarios
Ver comentarios