Fomenta la Central de Abasto el consumo de avena

Fomenta la Central de Abasto el consumo de avena
La avena se recomienda para aquellas personas que necesitan aumentar su capacidad energética, como los estudiantes o aquellas personas que padecen constante sensación de sueño o estrés permanente. Cortesía.

La avena se recomienda para aquellas personas que necesitan aumentar su capacidad energética, como los estudiantes o aquellas personas que padecen constante sensación de sueño o estrés permanente. 

Ciudad de México.- La Central de Abasto de la Ciudad de México invita a consumir avena en cualquier época del año, la cual podrá encontrarse, en su forma natural, en el Sector Abarrotes y Víveres, donde se comercializa en bultos de 10 y 20 kilos, pero también podrá adquirirla desde un kilogramo.

La avena se puede comer cruda o cocida y, sola o combinada con agua, verduras, frutas y yogur es muy nutritiva, aunque lo más habitual es prepararla con leche y azúcar, o encontrarla como ingrediente en galletas, pan multigrano y papillas para bebés. Es común que vendan hojuelas o copos de avena, que no son otra cosa que la semilla aplastada y con cascarilla, de modo que conserva sus propiedades.

El agua de avena también es popular. Ésta se prepara hirviendo 2 cucharadas soperas de hojuelas, y un trozo de canela durante 5 minutos en 1 litro del vital líquido. Se deja enfriar, se cuela y endulza con miel.

Para el desayuno, la avena puede consumirse de diferente forma, por ejemplo como granos inflados que a veces van acompañados de miel y frutos secos; o bien, molida y mezclada con la harina que se obtiene de otros granos como arroz, maíz, trigo y centeno para crear productos enriquecidos y equilibrados.

La industria alimenticia ha creado también la avena instantánea, un producto precocido que no debe remojarse y sirve para preparar alimentos en menos tiempo, sin que se alteren sus propiedades.

Un derivado más es la sémola de avena, que a pesar de no ser de uso cotidiano se emplea en la industria de alimentos para espesar sopas preparadas o como ingrediente que ayuda a mejorar la consistencia de paté, pasteles, pan o galletas.

La avena se recomienda para aquellas personas que necesitan aumentar su capacidad energética, como los estudiantes o aquellas personas que padecen constante sensación de sueño o estrés permanente; por su aporte de mucílagos que suavizan la mucosa del tracto gastrointestinal y su alta digestibilidad, su consumo es beneficioso en casos de gastritis y úlcera en etapa de remisión y en otras afecciones digestivas.

Debido a su alto contenido de fibra que sacia el apetito durante largo tiempo y ayuda a disminuir la asimilación de grasas en el intestino, algunas personas la utilizan para controlar su peso.

Asimismo, cada vez son más los productos cosméticos que contienen avena como aguas refrescantes para el cutis, jabones, cremas y mascarillas, debido a sus propiedades nutritivas que benefician la piel.

La avena contiene vitaminas E, B1 , B2 , B3 y B6 , además de calcio, hierro, zinc, fósforo, magnesio, potasio, cobre y sodio. Tiene seis de los ocho aminoácidos que requiere el ser humano. Es el cereal con mayor proporción de grasa vegetal, un 65% de grasas no saturadas y un 35% de ácido linoleico, además de hidratos de carbono de fácil absorción. Posee dos tipos de fibra: la insoluble, eficaz para evitar el estreñimiento, y la soluble que reduce el colesterol.

Los estados que producen avena para consumo humano son Chihuahua, México, Zacatecas, Hidalgo, Coahuila, Durango y Puebla.

La Central de Abasto comparte una deliciosa receta para preparar una crema de espinacas con avena:

Ingredientes:

600 gramos de espinacas lavadas y picadas

100 gramos de avena

Medio litro de agua

4 cucharadas de aceite de oliva virgen

Sal

Elaboración:

Cocer en agua todos los ingredientes durante 10 minutos y retirar del fuego. Licuar hasta conseguir una crema fina. En una cacerola colocar el aceite y vaciarlo. Agregar la sal al gusto y calentar hasta que empiece a hervir. Se sirve inmediatamente.

0
comentarios
Ver comentarios