Ediciones Locales

Liberan a Ernesto Aguilar, doctorante de la UNAM detenido por grabar desalojo en el Metro

Aguilar, también defensor de Derechos Humanos, recibió "el perdón" de la oficial de policía que le acusó de tocamientos; activistas aseguran que se trata de una detención arbitraria.

México.- Ernesto Aguilar Martínez, doctorante de Filosofía de la UNAM y defensor de Derechos Humanos, fue liberado la noche del miércoles luego de su detención el pasado domingo por grabar el desalojo de un amigo dentro de las instalaciones del Metro.

Tras la grabación, Aguilar fue acusado de haber manoseado a la policía Mallely Elizabeth Ruiz, quien ante el Juzgado 51 penal otorgó el perdón al doctorante.

Desde las páginas de Facebook "Liberen a Ernesto", "Red No Están Solas", y otras, se movilizó apoyo a Aguilar para denunciar que su detención fue por haber grabado el desalojo, por lo cual la acusación no estaba sustentada.

Dichas redes de activistas dijeron desconocer la razón por la cual la policía Mallely Elizabeth Ruiz decidió darle el perdón, pero sostuvieron que fue en gran parte por presión y movilización social.

Aguilar, defensor de Derechos Humanos, expresó que su caso es un ejemplo de injusticia social. "Yo intenté defender mis derechos y por ello resulté culpable".

¿Manoseo?

Ernesto Aguilar fue detenido el domingo 3 de agosto. Ese día, el doctorante de la UNAM y un amigo caminaban por los pasillos de la estación Mixcoac. Al pasar frente a un grupo de aproximadamente 15 policías, estos se refirieron a ellos diciéndoles "mugrosos", pero ambos jóvenes sólo se rieron.

Sin embargo, los policías los siguieron y arremetieron de manera agresiva para intentar detenerlos.

Aguilar, que estaba grabando los hechos, fue acusado de presuntas agresiones físicas y "tocamientos" en contra de la policía Mallely Elizabeth Ruiz, cuando ella y otros elementos los desalojaban a él y al amigo de las instalaciones del Metro.

En contraste, el reporte de la Policía Auxiliar señala que la oficial Ruiz acusó que fue agredida físicamente al momento de desalojar a los jóvenes que presuntamente estaban en estado etílico en la estación Mixcoac.

Tras ser presentado ante el Ministerio Público de la Fiscalía para Delitos Sexuales en la Zona Rosa por el delito de Abuso Sexual agravado, familiares y activistas denunciaron que se violó el "derecho al debido proceso", pues Ernesto fue trasladado casi a las 24 horas de ser detenido cuando la ley establece que el tiempo es de 48 horas.

Eso impidió que se presentaran más elementos para probar su inocencia, como la presentación de testigos que estuvieron en el lugar de los hechos y los videos que fueron filmados.

Se interpuso una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).