Internacional

La familia del niño asegura que su muerte se debió a las bajas temperaturas en Texas; dormían en una casa móvil sin energía eléctrica

Un niño, de 11 años de edad originario de Honduras, murió por las bajas temperaturas que han provocado las tormentas invernales en Houston, Texas, Estados Unidos.

El 16 de febrero, durante la mañana la familia Piñeda despertó y se percató de que el niño, identificado como Cristian, estaba muerto. La familia llevaba dos noches durmiendo en una casa móvil sin electricidad en Texas.

Niño hondureño recién había llegado a Texas

El niño recientemente había sido traído desde Honduras hasta Houston, Texas para poderse reunir con su familia, narró su madre, María Pineda, en entrevista con Univisión Noticias.

Un día antes de morir, el niño se encontraba jugando con la nieve que dejó la tormenta invernal en Texas. Su madre no se imaginaba que al siguiente día el niño amanecería muerto.

“Temprano estuvimos afuera, le tomé fotos, todo bien. Estuvimos jugando por la noche, nunca me imaginé que esto iba a pasar"María Pineda

Esperan resultados de la autopsia el niño que murió en Texas

La última noche que durmió Cristián, el termómetro marcaba 12 grados Fahrenheit en la ciudad de Houston, se cobijó y se acomodó junto a otro niño de 3 años de edad. Sin embargo, la casa móvil no tenía calefacción a falta de electricidad, dijo su madre.

La muerte del niño fue reportada ante las autoridades, su madre, María Pineda, se encuentra esperando los resultados de la autopsia para que le indiquen la causa de la muerte de su hijo.

María Pineda aseguró que quiere que el cuerpo de su hijo sea repatriado a Honduras, para que pueda descansar con sus abuelos.

"Mi deseo era seguir con él. Ya estaba crecido. Teníamos muchos planes con él"María Pineda

Bajas temperaturas en Texas provoca que millones no tengan energía eléctrica 

En los últimos cinco días, dos tormentas invernales han golpeado a Texas, Estados Unidos. Las tormentas provocaron temperaturas de hasta -18 grados centígrados. Por ello, el domingo 14 de febrero, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aprobó el estado de emergencia.

Las bajas temperaturas también provocaron saturaciones en las redes de energía eléctrica y dejaron sin luz a millones de habitantes. Hasta el 17 de febrero, 2.7 millones de hogares aún no tenían electricidad, informó el Consejo de Confiabilidad Eléctrica de Texas.

Con información de Univisión