Internacional

"Todo se focaliza en los derechos de la mujer, pero mi hijo también tiene derechos", dice el hombre

Un hombre demandó a su expareja para impedir su aborto. Ocurrió en la ciudad de San Juan, Argentina, donde el demandante presentó una acción judicial debido a que afirma, tiene "derechos como padre".

"Como pensamos diferente, hemos perdido el diálogo, pero a pesar de eso le propuse que lo tenga y me lo entregue. Si después quiere continuar con su vida lo va a poder hacer", declaró Franco sobre su expareja, con quien ya no mantiene un vínculo afectivo.

Sólo la persona gestante puede decidir sobre un aborto

La Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) de Argentina establece que, hasta la semana 14, sólo la persona gestante tiene derecho a decidir sobre su propia interrupción de embarazo (también llamado aborto). En este caso, la pareja de Franco estaría en la semana 12, por lo que la opinión del hombre no cuenta.

"Estoy haciendo lo imposible para defender la vida de mi hijo. Todo se focaliza en los derechos de la mujer, pero mi hijo también tiene derechos y nadie puede decidir sobre él"
Franco, argentino.

No obstante, este presentó una medida cautelar en el Juzgado de Familia para que se "proteja el embarazo" hasta que se resuelva el caso. En ese sentido, sus abogados, Mónica Lobos y Martín Zuleta, piensan que se "respetará la Constitución Nacional y que se garantizará derechos esenciales del progenitor y su hijo".

Cabe señalar que hasta el momento no existen precedentes de un fallo que impida un aborto por pedido del padre, además de que no está contemplado por la norma sancionada en diciembre del año pasado, (IVE), donde además se señala que cualquier funcionario público o personal de la salud que obstaculice la práctica, será sancionado.

La base para acceder a la IVE es la red de 600 servicios de salud distribuidos irregularmente entre las provincias y unos 200 servicios que ofrecen consejería. Sin embargo, en la práctica se han reportado quejas acerca de que algunos prestadores se niegan a garantizar el aborto.