30 de noviembre de 2021 | 11:50
Internacional

Foto de Reina Isabel II en funeral del Príncipe Felipe

Circula una foto de la Reina Isabel II completamente acongojada durante el funeral de su esposo, el Príncipe Felipe 
Reina Isabel II
Compartir en

Una foto de la Reina Isabel II del Reino Unido durante el funeral de su esposo, el Príncipe Felipe de Edimburgo, ha comenzado a circular ampliamente en redes sociales por la fragilidad con la que la monarca británica fue captada, algo poco usual en los miembros de la familia real, que no se permiten demostrar emociones.

La foto muestra a la Reina sentada en una banca, completamente apartada del resto de la familia y siguiendo los protocolos de la actual pandemia de coronavirus Covid-19. Fueron por lo menos dos metros de distancia los que se mantuvieron los miembros reales durante el funeral transmitido en vivo.

La soledad de la Reina Isabel II

Durante el funeral del Príncipe Felipe pudo verse a la Reina Isabel II con la mirada baja para evitar que las cámaras captaran su rostro en este momento tan difícil para ella y toda la familia real, cubierta con un cubrebocas negro para guardar el luto y completamente abatida, según la describen los reporteros que estuvieron cubriendo el acto.

"Él ha sido, simplemente, mi fuerza y mi apoyo todos estos años y yo, y toda su familia y este y muchos otros países, le debemos más de lo que él nunca reconocería o de lo que vayamos a saber"

Reina Isabel II.

Y es que difícilmente se ve a la Reina tan descompuesta como ahora, cuando su compañero por más de 73 años ya no está. "La foto es brutal. Aunque la BBC no la está enfocando para respetar uno de los momentos más tristes de su vida, el funeral de su esposo", escribió Celia Maza, corresponsal en Londres.

Funeral del Príncipe Felipe de Edimburgo

El funeral más importante del Reino Unido en los últimos años, el del Príncipe Felipe de Edimburgo, dio inicio este sábado 17 de abril en punto de las 15:00 horas de Inglaterra (09:00 de México). A la ceremonia, celebrada en la capilla de San Jorge, adyacente al Castillo de Windsor, acudieron únicamente 30 miembros de la familia real.

La transmisión en vivo se ha convertido en tendencia en redes sociales, ya que tanto el Príncipe Carlos como Harry y la Reina Isabel II se han mostrado abatidos durante el cortejo fúnebre del féretro en el que fueron colocados la gorra oficial de la Armada, y la espada de Felipe de Edimburgo.