4 de agosto de 2021 | 07:53
Geek

Batman vs Las Tortugas Ninja es el mejor crossover del Caballero de la Noche (Reseña)

La nueva película de Warner y Nickelodeon junta lo mejor de sus personajes.
Batman vs Las Tortugas Ninja
Compartir en

Si bien en la historia de Batman ha habido muchos crossovers del Caballero de la Noche, desde aquellos con sus compañeros de la Liga de la Justicia, hasta otros con personajes de diversas editoriales o compañías; siempre se había mantenido un dejo de solemnidad en el protector de Gótica, pues su misma esencia lo pone como alguien que a pesar de estar inmerso en un universo de seres fantásticos, se mantiene un poco sombrío.

Puedes leer: Batman hará equipo con... ¿las Tortugas Ninja?

Cuando se anunció su alianza en cómic con Las Tortugas Ninja, más de una persona se extraño, pues los adolescentes come pizza son diametralmente opuestos al murciélago; siendo más amenos y alegres, sobretodo Miguel Ángel. Sin embargo, los realizadores de DC encontraron el punto medio para darle vida a una aventura que combinaba lo mejor de los dos universos, sin perder el punto clave de ambos.

Ahora este proyecto llega en forma de película animada; siendo una muy buena adaptación del original, que mantiene esa seriedad del Hombre Murciélago, aderezada con la ligereza de un grupo de adolescentes mutantes de color verde.

El Pie y la Liga de las Sombras contra Batman y Las Tortugas

La historia sigue al pie de la letra lo presentado en el impreso. El Clan del Pie y la Liga de las Sombras se unen para llevar a cabo uno de los muchos planes "humanitarios" de Ras Al Ghul, lo que implica mutageno, varios robos y muchas muertes en Gótica. Batman sale a investigar lo que pasa en su ciudad, al mismo tiempo que Las Tortugas siguen el rastro de Destructor, como era de esperarse, en un punto unen sus caminos para enfrentar esta alianza de villanos.

Recomendamos: Hace 30 años se estrenó la primer serie de Las Tortugas Ninja

Como verán, la trama sigue la estructura básica de un crossover: dos personajes que no se conocen se encuentran, sus enemigos se alían en su contra, a pesar de sus diferencias se unen, no sin antes tener uno que otro encuentro. Lo interesante de aquí que los realizadores encontraron la forma de hacer de este un relato divertido inmerso en tanta obscuridad; muestra de ello es que el propio Batman llega a ser un personaje cómico sin perder su talante sobrio; lo mismo el (para muchos) insoportable Damian Wayne, quien se adecua perfectamente al "tortuestilo".

De lado de los reptiles, a los puristas les agradará que se recurre al estilo clásico de ellas; son diferenciables por su diseño y color característico, con sus personalidades originarias, haciendo a un lado la versión caricaturesca de "Rise on the TMNT", que es odiada por los fans veteranos. Así tenemos a un Miguel Ángel amante de la fiesta y la pizza, un Donatello analítico y un tanto nerd, un Rafa irascible pero de buen corazón, y Leo como el líder absoluto del cuarteto.

Una animación impecable y secuencias innecesarias

Lo anterior se ve elevado por una gran animación, que de nueva cuenta es una amalgama del estilo "Bruce Timm" de DC, con el de las antiguas series animadas de las Tortugas, lo cual identifica a cada uno de los héroes y villanos; sin sentirse alejados del contexto donde se desarrolla la acción. Tanto así que se nota fluida en todas y cada una de las escenas de acción, que son varias en la hora y media que dura el metraje.

Lee esto: Batman cumple 80 años, estas son sus 9 mejores historias

Hablando del tiempo, lo único malo es que hay un par de secuencias innecesarias a la mitad de la obra para hacer tiempo; si bien estas subtramas sirven en los cómics para hacer un mejor desarrollo de los personajes; aquí se siente como un mero relleno dentro de una trama ajena, como si fuera un capítulo extra de una serie y no parte de una misma narrativa cinematográfica.

No obstante este es sólo un pequeño inconveniente. La película en general es por demás disfrutable, como casi todo lo que hace DC en animación, agradando tanto a fans de las Tortugas Ninja como a los de Batman; y mostrándose como una obra cuyo único objetivo es ser divertida.