September 21, 2019 05:13


Hallan “grano de polvo” que revelaría origen del Sistema Solar

Explosión Nova
Explosión Nova.University of Arizona/Heather Roper

Fue encontrado al interior del un meteorito ubicado en el continente antártico.

Un pequeño grano de polvo podría cambiar todo lo que sabemos sobre el origen del Universo, sobre todo tomando en cuenta que se trataría del fragmento de una estrella que explotó hace unos 4,500 millones de años o tal vez más, lo que causaría que viajara por el espacio interestelar y cruzará la región que se convertiría en el Sistema Solar, solo para caer en el planeta Tierra en el corazón de un meteorito primitivo.

Llamado LAP-149, el fragmento fue encontrado al interior de un meteorito de material condrítico (rocoso, no metálico), que un equipo de investigadores de la Universidad de Arizona localizó en el continente antártico, según menciona el reporte publicado en el sitio especializado Phys.

Puedes leer: El Planeta X, la supertierra del Sistema Solar

Pierre Haenecour, autor del estudio sobre el fragmento que fue publicado en Nature Astronomy.

Revelaría detalles de la creación del Sistema Solar

Compuesto de grafito y silicatos, el fragmento habría sobrevivido a una explosión termonuclear conocida como Nova, que formó parte de los fenómenos estelares que contribuyeron al enriquecimiento químico del cosmos y sentaron las bases del actual Sistema Solar.

Uno de los secretos del LAP-149, que fue analizado a nivel atómico por microscopía electrónica, es que está altamente enriquecido por el isótopo de carbono 13C, en una proporción mayor que la de los cuerpos celestes que existen de nuestro sistema solar.

Además, este será el primer fragmento conocido hecho de grafito que contiene una inclusión de silicato rico en oxígeno, ofreciéndonos una perspectiva de cómo los granos de polvo de silicato y de carbono se transportan entre el material expulsado de la Nova.

Recomendamos: Así es Farout, el planeta enano recién descubierto

La mala noticia es que el LAP-149 no es lo suficientemente grande para permitir a los investigadores identificar su edad, por lo que están esperando conseguir un nuevo fragmento que sea similar al polvo que encontraron para realizar más análisis.

Esto podría ser posible gracias a la misión Osiris-Rex de la NASA, con la que buscan alcanzar al asteroide Bennu para recoger una muestra.

0
comments
view comments