24 de enero de 2022 | 20:01
Geek

La arrestan por vender pasteles ‘ilegales’ de ‘Kimetsu no Yaiba’

La arrestan por vender pasteles ‘ilegales’ de ‘Kimetsu no Yaiba’; cada uno valía entre 2300 y 2700 pesos.
Demon Slayer: Mugen Train
Compartir en

La arrestan por vender pasteles ‘ilegales’ de ‘Kimetsu no Yaiba’; autoridades alegaron que la mujer estaba violando los derechos de autor de la obra.

Esto sucedió en Japón, donde la mujer en cuestión de 34 años de edad, emprendió su negocio de repostería de ‘Kimetsu no Yaiba’ (’Demon Slayer’).

Ella ofrecía los pasteles de ‘Kimetsu no Yaiba’ en Instagram por precios entre los 2300 y 2700 pesos (13 mil y 15 mil yenes), desde 2019. En tres años acumuló 6.5 millones de yenes (un millón de pesos).

Sin embargo, la policía la detuvo recientemente, pues ella no poseía la licencia para usar a los personajes de ‘Kimetsu no Yaiba’ para sus pasteles; por lo que violó las leyes de derechos de autor.

En una declaración luego de ser puesta bajo custodia, mencionó que su idea era que su negoció podría resultar un éxito si usaba un personaje de anime (como ‘Kimetsu no Yaiba’), aunque sabía que era un delito.

Ahora ella deberá de pasar un tiempo en prisión además de pagar una multa por vender pasteles de ‘Kimetsu no Yaiba’, aunque no se dieron detalles de la sentencia.

Los derechos de ‘Kimetsu no Yaiba’ son muy difíciles de conseguir

Si bien en Japón el tema de derechos de autor es muy delicado, el caso de ‘Kimetsu no Yaiba’ es muy particular, pues resulta muy difícil hacerse con una licencia de la obra.

Esto se debe a que actualmente ‘Kimetsu no Yaiba’ es una de las franquicias más fuertes del mundo del entretenimiento en Asia y gran parte del mundo.

Quienes poseen los derechos de ‘Kimetsu no Yaiba’ (incluida la autora Koyoharu Gotōge), son muy estrictos en quienes pueden explotar la marca y sus personajes.

Demon Slayer

Apenas en julio de 2021 se reportó otro arresto por vender mercancía relacionada a ‘Kimetsu no Yaiba’ sin tener los derechos, esto también en Japón.

Lo curioso de ese caso es que los productos no usaban a los personajes o el nombre de ‘Kimetsu no Yaiba’ como los pasteles, sólo estaban inspirados en la obra.

Sin embargo, eso fue suficiente para que se pusiera una queja ante las autoridades, quienes procedieron a sacar la mercancía del mercado y arrestar a su responsable.

Con información de Kotaku.