No hay país que respete y disfrute tanto la muerte como México, y quizá no haya fecha más significativa para los mexicanos como el Día de Muertos.

La ofrenda o el altar de muertos es el elemento más visible de la festividad, y por eso te decimos cuáles son los elementos y su significado.

Con una mezcla entre prehispánico y colonial, los mexicanos se apropian de la festividad del Día de Muertos para celebrar un encuentro de dos mundos: el de los vivos y el de las almas.

¿Conoces todo lo que lleva un altar de muertos? Aquí te contamos con lujo de detalle en vísperas del Día de Muertos en México.

Los muertos para los mexicanos; historia y mestizaje

Algo debimos haber aprendido de Nezahualcóyotl, el rey poeta que en sus textos hablaba de la muerte como el destino que todos tenemos asegurado; al cual ni pobres ni ricos pueden escapar.

De hecho, es su poesía el primer registro de una calaverita literaria en México.

Los mexicas, mayas, purépechas y totonacas, veneraban a sus muertos al final del ciclo agrícola del maíz, y creían que las almas debían pasar por distintos obstáculos para al fin encontrarse en el Mictlán.

Ahí los esperararían Mictlantecuhtli y Mictecacíhuatl, el señor y la señora de los muertos, para descansar por toda la eternidad.

No obstante, la fecha continuó en la época colonial combinándose con elementos procedentes de Europa, como el pan de muerto y la religión católica.

“Las calaveras azucaradas y los panes con forma de hueso son tradiciones que provienen de la Europa medieval, y son costumbres católicas y profundamente jesuitas.”

Elsa Malvido
Calaveritas de azúcar

Las dos culturas, una prehispánica y otra colonial, se mezclaron de la siguiente manera para dar pie al Día de Muertos que conocemos hoy en día:

En el siglo X, en Francia, la Abadía de Cluny rescató la celebración en honor a los macabeos para el 2 de noviembre, y dispuso del día anterior para honrar a los santos y mártires anónimos.

Desde entonces, se dispone de un altar de muertos en el que se exhiben las reliquias de los santos.

Por otra parte, los sacerdotes celtas agregaron los platillos favoritos de cada difunto para que así pudiera llegar a su destino a través del olfato.

Ofrenda de Día de Muertos

10 elementos que lleva el altar de muertos y no pueden faltar

La flor de cempasúchil es el elemento decorativo más utilizado a lo largo del tiempo en el altar de muertos.

Los mexicas la usaban por su color intenso que recordaba a los rayos de Sol, con la esperanza de que transmitiera calor a los muertos y su olor los guiara en el camino.

Cempasúchil "chino"

Otros elementos que no deben faltar en la ofrenda o altar de muertos son los siguientes, te explicamos el por qué de cada uno:

  1. Copa o incienso: Sagrado para la cultura prehispánica, pues el humo simboliza el paso de la vida a la muerte
  2. Vaso de agua: Sirve para calmar la sed del espíritu tras su camino a la tierra de los vivos
  3. 4 velas: Formando una cruz orientada a los cuatro puntos cardinales, las llamas representan la ascensión de los espíritus
  4. Papel picado: Además de ser una tradición mexicana, simboliza la vida y su unión con la muerte
  5. Lienzo blanco: Representa la pureza y el cielo
  6. Frutas: Son la ofrenda que nos brinda la naturaleza; generalmente son cañas de azúcar, naranjas, tejocotes y guayabas
  7. Fotografía de los difuntos: Busca recordarle al difunto su cuerpo físico y que su paso por la tierra no ha sido olvidado
  8. Comida y pan de muerto: Ayuda a que los difuntos lleguen a su destino guiados por el aroma de sus alimentos favoritos
  9. Sal: Purifica el viaje que realizan los muertos para visitar a sus familiares y regresar a salvo
  10. Calaveritas de azúcar o chocolate: Representación de los vivos en el altar dedicado a los muertos que vienen de visita
Ofrenda de día de muertos

¿Cuántos niveles debe tener el altar de muertos?

No hay una regla acerca de cuánto debe medir un altar de muertos, sin embargo se han atribuido significados a siete niveles por representaciones simbólicas.

En el Día de Muertos se cree que los niveles inferiores representan el inframundo y lo terrenal. Los superiores son, por el contrario, el ascenso celestial.

  • Nivel 1: Se coloca la imagen del santo al que se le tenga devoción y las velas que siempre estarán encendidas
  • Nivel 2: Se dedica a las ánimas del purgatorio, otorga el permiso a las almas para salir de ese lugar con una imagen
  • Nivel 3: La sal debe colocarse en este escalón para evitar que el cuerpo se corrompa y se purifique el espíritu
  • Nivel 4: Pan de muerto, un elemento que representa la eucaristía en la tradición católica 
  • Nivel 5: Platillos, fruta, dulces y en general todo alimento que era del gusto del difunto
  • Nivel 6: El retrato de los difuntos se coloca en el sexto escalón, las veladoras acompañan la imagen para que la luz guíe su camino
  • Nivel 7. La cruz para eliminar las culpas del difunto; debe formarse con semillas, frutas, cal y sal
Altar de muertos en México