Alcalde petista de Hidalgo es retenido por sus propios partidarios para que renuncie

Los correligionarios del edil retenido le exigen que renuncie al cargo ante la ineptitud de su desempeño en siete meses de administración. 

Progreso de Obregón, Hidalgo.- Un grupo integrado por unas 80 personas militantes del Partido del Trabajo (PT), agredieron y mantienen retenido a Alfredo Zúñiga Avilés, presidente municipal de Progreso de Obregón, Hidalgo, ¡de extracción petista!

 

Informes dados a conocer por autoridades del gobierno estatal señalan que los correligionarios, del edil retenido, le exigen que renuncie al cargo ante la ineptitud de su desempeño en siete meses de administración.

 

Esta tarde, el grupo de inconformes acudieron al Congreso local en Pachuca para exigir que se le inicie un juicio de procedencia a fin de que Zúñiga Avilés pueda ser desaforado.

 

No obstante, cuando el grupo regresaba a su Municipio, se encontraron al funcionario municipal circulando por la Avenida Emiliano Zapata, a bordo de una camioneta Ford tipo Ranger, junto con su familia.

 

La multitud aprovechó el momento para interceptar al edil y, entre gritos, golpes y empujones, lo bajó de la unidad, atacando además a la camioneta, misma a la que le poncharon las llantas.

 

Con gritos de "renuncia a tu cargo porque no sirves", sus oponentes se mantienen en la plaza principal de Progreso.

 

Un grupo de siete agentes de la Policía local mantienen el resguardo del Edil entre el grupo de inconformes, ya que en un fallido intento para rescatar a Zúñiga Avilés, el director de Seguridad Pública Municipal, Rubén Estrada, fue golpeado y despojado de su radio y otras pertenencias por los inconformes.

0
comentarios
Ver comentarios