16 de septiembre de 2021 | 11:26
Estado de México

Perro es asesinado por su familia en Tlalnepantla

Una familia se turnó para matar a su perro a pedradas y palazos en Tlanepantla.
Familia mata a su perro
Compartir en

México. – Una familia mató a su perro a palazos y pedradas en el municipio de Tlalnepantla, Estado de México (Edomex).

El domingo 25 de julio, una familia golpeó a su perro hasta matarlo, luego de que el animal mordió a una de sus integrantes. Los hechos fueron captados en video.

Vecinas graban a la familia golpeando al perro

Un video que circula en redes sociales muestra cómo un perro está tirado en el piso y rodeado al menos por 6 integrantes de una familia.

En las imágenes se observa cómo una mujer con una playera amarilla golpea a un perro con un palo en repetidas ocasiones.

El hecho fue captado por vecinas de la familia, quienes exclamaron: Pobrecito perro, no lo maten”.

Ante ello, una mujer dice que el perro la mordió en el brazo y la atacó. Sin embargo, las vecinas argumentan que la mascota siempre está amarrada.

“Hay ya dejen ese perro”, dice una mujer, mientras un integrante de la familia avienta una piedra grande contra el perro.

“Ya déjenlo, hay que barbaros son, ya dejen al perro, no inventen”, dicen las vecinas para intentar detener la agresión.

La familia reacciona amedrentando a sus vecinas, quienes aseguraron que llamarían al 911 para denunciar el maltrato animal.

Denuncian a familia por matar a su perro

El video llegó a Mundo Patitas AC, una asociación protectora de los animales, quienes denunciaron a la familia por golpear al perro hasta matarlo.

La Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México (PROPAEM) ya está atendiendo el caso, de acuerdo con Mundo Patitas AC.

“Con el invaluable apoyo de PROPAEM, ya se está dando atención inmediata al tema. También ya estamos en contacto con algunos vecinos afectados brindándoles asesoría.”

Mundo Patitas AC

¿Cómo se sanciona el maltrato animal?

El Código Penal del Edomex contempla el maltrato animal como un delito sancionado entre 6 meses a 2 años de prisión.

A quien le cause la muerte no inmediata a un animal, con cualquier arma, se le sanciona con entre 6 meses a 3 años de prisión.