miércoles 18 de julio de 2018 | 09:11
EnElShow

Gran noche para el metal: Lechuga y su guitarra en la Ciudad de México

Lupita Martínez / SDPnoticias.com vie 13 abr 2018 12:16
Benjamín Lechuga. Buen metal en México.
Benjamín Lechuga. Buen metal en México.
Foto propiedad de: Abril Cabrera

Para el compositor y guitarrista, hay muchas bandas que tienen “muy buen nivel”, pero que no se le da la importancia que merece.

México.- En un ambiente 'under', decenas de metaleros se concentraron en el Gato Calavera la noche de este jueves para disfrutar de uno de los mayores exponentes del metal progresivo en América Latina: Benjamín Lechuga.

Eran las 19:00 horas, y por la zona del antro, ubicado cerca de la Glorieta de Insurgentes, comenzaban a deambular oscuros espectros, investidos por un espasmo que en cualquier momento reventaría.

Lechuga, por su parte, en su primera visita a México, merodeaba por los alrededores del recinto, donde se detenía para recibir con una sonrisa a quienes se acercaban a saludarlo, tomarse fotos o entrevistarlo.

Las tocadas se realizan en la planta alta del Gato, donde un pasillo de luz tenue, con algunos cuadros en las paredes, conduce a un sutil espacio oscuro, en el que a primera vista resalta el escenario, a penas separado del público por una valla de metal.

Como a las 20:30 horas, las sombras, mal envueltas en sus mortajas, comenzaban a tomar sus lugares, a comprar cerveza y disponerse a disfrutar de un concierto inolvidable.

Outer Heaven abrió la noche. La banda originaria del Estado de México (de la que, por cierto, ya dimos cuenta en este medio) saltó al escenario para poner el toque de ambiente a las decenas de metaleros que casi llenaban el recinto.

Plantado en medio del escenario, con su poderosa voz, Fernando interpretaba rolas como ‘La fuerza del metal’ o ‘La promesa’, arrancando el eco de la banda que coreaba, declamaba… gritaba las canciones.

Al finalizar su acto, la gente despidió a la agrupación y su entrega con un “¡Olé, olé, olé, olé… Outer… Outer!”

Con el ánimo exacerbado, y luego de unas cuantas cervezas u otras bebidas de alcohol… o la embriaguez genuina que despierta el presenciar un concierto de un género tan potente, llegó el turno de Anima Tempo.

Esta agrupación, una de las más representativas de México del metal progresivo, mostró porque es tan querida en nuestro país y reconocida a nivel internacional.

Por cierto, al vocalista Gian Granados se le pudo ver moviéndose de un lado a otro, garantizando que el escenario fuera el adecuado para que disfrutaran a gusto público y músicos. Lo logró.

Anima Tempo no llevó a su bajista, pero eso no importó. Los ánimos se encendieron en los presentes que menearon la cabeza y se contornearon con cada una de las interpretaciones de la agrupación.

Un momento conmovedor hizo suspirar la noche, cuando uno de los vocalistas anunció que unas horas antes del evento su abuelo había “trascendido”, por lo que buscó en la música y la buena vibra del público el consuelo que seguro encontró.

Luego de casi 40 minutos del metal de Anima Tempo y el “palomazo” que se echó con ellos un greñudo metalero, llegó el momento, cuyo camino poco a poco fueron preparando las dos grandes bandas:

El chileno Benjamín Lechuga y su banda se presentaron en el escenario para dar una cátedra de lo que puede resultar si se fusiona el metal, el jazz y el funk, acompañados de un intenso trabajo y estudios.

“Espero que venga gente, que pase bien y disfrute lo que estamos haciendo”, dijo el destacado guitarrista minutos antes de su presentación en México.

Aquel joven, que con solo 17 años de edad (en 2005) ganó el concurso “Ibanez Project”, deleitó anoche a sus fans con una compleja y deliciosa ejecución de la guitarra.

Los fans, por su parte, se dejaron seducir con cada uno de los temas como Insomnia o Instrospection. Ovacionaron, aplaudieron y se entregaron por completo al músico originario de Santiago de Chile, acompañado de su baterista y bajista.

Sobre la escena metalera en América Latina, Bejamín Lechuga comentó que hay muchas bandas que tienen “muy buen nivel”, pero que no se le da la importancia que merece.

Afirmó que conoció al grupo mexicano Anima Tempo en un evento en Alemania. “Nos hicimos amigos allá y nos sorprende que tienen un nivel excelente”, expresó.

En este sentido, confió en el buen oido de la agrupación nacional, para compartir escenario con Outer Heaven.

Lechuga señaló que Anima les ha invitado a tocar en México, por lo que extendieron la invitación para que juntos potencien las agrupaciones metaleras mexicanas que merecen más espacio.

En entrevista con SDPnoticias, el famoso guitarrista dijo que espera cuente con más colaboraciones de músicos en su próximos materiales que puedan enriquecer el género metalero.

Con imágenes de Abril Cabrera