La "Niña en azul y blanco" de Diego Rivera se queda huerfana; "Ídolo" de Lam impone record

La "Niña en azul y blanco" de Diego Rivera no consiguió comprador el miércoles en la subasta de arte latinoamericano de Sotheby's, en tanto Wifredo Lam registró un nuevo récord con su pintura

México, D.F.- Mientras que la "niña azul y blanco" del maestro Diego Rivera no consiguió comprador en la subasta de arte latinoamericano de la casa Sotheby's, el "Ídolo" de Wilfredo Lam registró el record de venta.

Ejecutado en óleo y carbón sobre lienzo, el Lam de 1944, de 157,3 por 127,6 centímetros (62 por 50 1/4 pulgadas), se vendió en 4,6 millones de dólares, más del doble de la marca anterior de 2,1 millones de dólares y también por encima del estimado de la casa, de entre 2 y 3 millones.

La obra, en la que predominan los tonos café y grises con toques de rojo, azul y verde, muestra a cuatro figuras, una de ellas inclinada hacia atrás en un dramático arco, mientras las otras tres la miran al fondo. También incluye un colorido pájaro en el extremo inferior derecho.

"Pronostico que este récord se mantendrá por los próximos 10 años, mínimo", dijo el director del departamento de arte latinoamericano de Sotheby's, Axel Stein, al finalizar la primera de dos sesiones de la venta. "No hay otro Lam así disponible en el mercado".

"Es una pintura realmente increíble", expresó por su parte la especialista sénior del departamento Carmen Melián.

"Es una jungla de la misma época de una similar que está en el MoMA (Museo de Arte Moderno de Nueva York) ... Hay muy poca obra de Lam en lienzo en esta época porque él era muy pobre; el del MoMA es sobre papel", explicó la experta en una entrevista reciente. "Es un cuadro muy reproducido, muy expuesto y tiene todas las figuras y dioses de la jungla (que caracterizan a Lam) ... Cuando lo ves en persona tiene colores muy mágicos, especialmente en el ave del lado derecho".

El óleo "Niña en azul y blanco", que encabezaba el catálogo de la subasta con un precio estimado en entre 4 y 6 millones de dólares, recibió una oferta máxima de sólo 3,7 millones, con lo que se quedó sin comprador.

Firmado en 1939, es un retrato de Juanita Rosas a los 10 años de edad y pertenece a un periodo en el que Rivera capturó la inocencia de muchos niños.

"Es realmente triste que no hayamos podido conseguir un comprador; trabajaremos para encontrar un comprador para esta niña muy pronto", dijo Stein, agregando que la rematadora había recibido de inmediato un par de llamadas de clientes interesados en el cuadro y que de venderse en los próximos días lo anunciarán.

Al ser consultado sobre la razón por la cual no se habría vendido la obra, reconoció que quizás el estimado fue "un poco agresivo". "Yo creo en la pintura y pienso que el estimado era el correcto", acotó, "pero quizás los compradores lo encontraron demasiado elevado".

Sotheby's promocionó la pintura de 121,1 por 91,4 centímetros (47 3/4 por 36 pulgadas) como la más importante de Rivera que se haya puesto a la venta en décadas, destacando que es una de las dos más grandes del artista fuera de México y que llegó en el momento apropiado: apenas el año pasado el MoMA realizó una exhibición del afamado muralista mexicano.

"Lo que más me encanta es que está pintado en su estudio", dijo Melián. "He estado en el estudio y tiene el piso teñido de verde, por eso es verde en la obra. La parte de atrás, el blanco de la pared, es una mezcla de blanco, azul, rosado, casi como un Monet o un Renoir; la parte de adelante es más realista, salta la figura".

El récord actual de Rivera es de 3.082.500 dólares por el óleo de 1928 "Baile en Tehuantepec", vendido en 1995 por Sotheby's en Nueva York.

Otros que marcaron récords fueron los venezolanos Armando Reverón y Gertrudis Goldschmidt, mejor conocida como Gego. El primero con "Desnudo detrás de la mantilla" (1946), vendido por 872.500 dólares; la segunda con "Dibujo sin papel" (1985), por 602.500.

La segunda obra mejor vendida de la noche fue "Hommage à Fontana" (1967) del brasileño Sergio Camargo, por 1,5 millones de dólares, seguida de "Ad Laudes" (1999) del chileno Claudio Bravo, por casi 1,2 millones.

El arte cinético venezolano tuvo un destacado desempeño: además del Gego, dos obras de Jesús Rafael Soto y otras dos de Carlos Cruz-Diez estuvieron entre las 10 mejor vendidas de la velada. Estas son "Sin título" (1960) y "Rhytmes Interferés" (1964) de Soto, por 1 millón y 602,500 dólares respectivamente; y "Chromo-Interference Mecanique" (1979) y "Phsychromie No 1.021" (1975) de Cruz-Diez, por 662.500 y 554.500 dólares.

Una escultura en mármol del colombiano Fernando Botero, "Donna Seduta" (2006), fue adquirida por 554.500 dólares.

En la víspera Christie's registró un récord para el chileno Matta con "La révolte des contraires", que se vendió por más de 5 millones.

La venta de Sotheby's continuaba el jueves por la mañana.

0
comentarios
Ver comentarios