"Esta medalla me sabe a gloria": Laura Sánchez

La mexicana Laura Sánchez, bronce hoy en la final de trampolín de tres metros en el concurso de saltos de los Juegos de Londres 2012, aseguró que la medalla le sabe "a gloria", después de "años y años de

Londres, 5 ago (EFE).- La mexicana Laura Sánchez, bronce hoy en la final de trampolín de tres metros en el concurso de saltos de los Juegos de Londres 2012, aseguró que la medalla le sabe "a gloria", después de "años y años de trabajo".

 

"Esta medalla me sabe a gloria, me faltaba una en unos Juegos Olímpicos y por fin la he conseguido. Han sido años y años de trabajo y lesiones, muchas cosas", dijo Sánchez tras la final.

 

La saltadora de Guadalajara, de 26 años, que finalizó en tercera posición por detrás de las chinas Minxia Wu y Zi He con una puntuación de 362.40, explicó que verse "con una medalla" le da "mucha satisfacción".

 

"Antes de saltar me temblaba todo el cuerpo y estaba a la vez nerviosa y contenta de estar en una final olímpica en mis terceros Juegos. Disfrutaba cada salto y cada momento", aseguró la joven, "feliz de como se dieron las cosas".

 

Sánchez, que no partía entre las favoritas para la presea, logró imponerse a la italiana Tania Cagnotto y a la australiana Sharlee Stratton en la lucha por el bronce.

 

"No estaba entre las favoritas y no me importaba, solo quería salir feliz de esa piscina. Si hubiera sido cuarta también habría estado contenta porque mejoré mi resultado. El hecho de llevarme una medalla de bronce es impresionante, hoy se me apareció el angelito", explicó Sánchez.

 

"Me sorprende este resultado, estaba Tania, las canadienses y las estadounidenses, que lo habían hecho mejor que yo en las rondas previas, pero la final es borrón y cuenta nueva", apuntó la saltadora.

 

"Traté de centrarme en lo que Paco (Francisco Rueda, su entrenador y marido) me decía y de hacer las cosas lo mejor que pudiera. Mi objetivo hoy era mejorar mi puntuación y salir contenta y satisfecha de la piscina, sabiendo que lo había dado todo", declaró Sánchez en el centro acuático.

 

Las saltadoras chinas Wu y He dominaron con superioridad la prueba durante las cinco rondas y acabaron en primera y segunda posición respectivamente, sumando 414.00 y 379.20 puntos.

 

"Son competidoras muy fuertes y precisas y sabía que el primer y segundo puesto era para ellas. La tercera posición era la que teníamos que pelear el resto de saltadoras", aseguró a una pregunta de Efe.

 

La saltadora quiso agradecer y dedicar la medalla a su entrenador y esposo, Francisco Rueda, la persona que está para quererle, orientarle y regañarle, en palabras de Sánchez.

 

"Todo esto es un sueño y, por fin, lo logré. No hay nada mejor que compartirlo con la persona que me ve todos los días entrenar y que está ahí para quererme, orientarme, regañarme y que soporta mis cambios de humor. Adoro a mi esposo y estoy enamorada de él", concluyó la saltadora.

0
comentarios
Ver comentarios