Se desata batalla campal en entrenamiento de los Jets de Nueva York

"Queremos cuidar a nuestros compañeros. Lo entiendo, todos son muy competidores, los tipos son intensos. Eso es bueno, pero quisieras que eso se demostrara en el emparrillado, competir hasta el último momento, y recordar proteger a tus

Nueva York, EU.- Los Jets de Nueva York tuvieron un entrenamiento con golpes incluidos.

 

Cerca de 20 jugadores de los Jets se vieron involucrados en una bronca durante la práctica de hoy, luego de que el corredor Joe McKnight y el esquinero D'Anton Lynn se encararon después de una jugada.

 

Lynn, hijo del coach de corredores de los Jets Anthony Lynn, empujó a McKnight fuera del campo, tras un pase de Greg McElroy. McKnight, enojado, le tiró el ovoide a Lynn.

 

"Esa fue la primera vez que me pasa. Nunca me había pasado antes, y perdí la calma por un segundo", dijo Lynn.

 

Los dos se enfrentaron, y McKnight le tiró un puñetazo a Lynn, el cual no llegó a su destino.

 

"Si estás peleando, digo, ¿vas a tratarlo con cariño? Quiero decir, vas a tratar de pegarle, es una pelea", comentó McKnight.

 

El entrenador en jefe Rex Ryan, junto con varios jugadores, incluido Tim Tebow, corrieron para intentar separar la bronca.

 

"Sentí que no podía respirar. Todos estaban arriba de mí, así que tenía que salirme de ahí", mencionó Lynn, agente libre no drafteado de la Universidad de Penn State.

 

Mientras tanto, algunos jugadores bromeaban con golpearse entre ellos, tirando puñetazos al aire.

 

McKnight dijo que Ryan le dijo que siguiera jugando fuerte.

 

Todo duró aproximadamente un minuto y los Jets volvieron a la práctica como si nada hubiera pasado, sin lesiones aparentes en los jugadores.

 

"A veces, la defensiva y la ofensiva, estás ahí compitiendo, y a veces las peleas suceden. No es nada personal", aclaró Lynn.

 

Los dos dijeron que hablarían, para tratar de calmar las cosas.

 

"No estamos tratando de lastimarnos. Yo dudo que él estuviera tratando de lastimarme. Sólo se salió de control por un minuto. Fue más una lucha que otra cosa", dijo Lynn.

 

McKnight confesó que no se dio cuenta con quién estaba peleando hasta que sus compañeros le dijeron.

 

"Fue sólo algo que pasó en la calentura del momento. Ya lo superé, somos compañeros, lo quiero y quiero a su padre, así que ya le daremos la vuelta a la página", manifestó McKnight.

 

El mariscal de campo Mark Sánchez dijo que estaba viendo la bronca desde una buena posición, y no estuvo muy feliz por lo sucedido.

 

"No hay excusas. No debes tirarle el balón a tu compañero. No debes de empujarlo fuera del terreno. Primero, porque no se ve bien, y segundo, porque envía un mensaje negativo a nuestro equipo”.

 

"Queremos cuidar a nuestros compañeros. Lo entiendo, todos son muy competidores, los tipos son intensos. Eso es bueno, pero quisieras que eso se demostrara en el emparrillado, competir hasta el último momento, y recordar proteger a tus compañeros siempre", enfatizó el mexicoamericano Sánchez.

 

Después, McKnight se llevó un golpe, y abandonó el campo. McKnight sintió una molestia, pero se encontraba bien después de la práctica.

 

"Ese tipo de cosas no ayudan. Si te comportas muy físico y lastimas a alguien de tu equipo....estamos jugando juntos", agregó Sánchez.

 

Los pleitos en el campo de entrenamiento son muy comunes en la NFL, especialmente en la segunda semana de prácticas. Los Jets jugarán su primer partido de pretemporada el viernes por la noche contra los Bengalíes de Cincinnati.

 

"Cuando te enfrentas a las mismas personas todos los días, los pleitos suceden. Creo que a veces estás buscando en pegarle a alguien de un equipo distinto, para variar", finalizó Lynn.

 

0
comentarios
Ver comentarios