Columnas

Basta de solapar a Macedonio. O deja la candidatura y pone una panadería, o que Morena se atenga a las consecuencias electorales.

 ¡Ya chole!, ¿no?
La expresión significa “ya basta”, “ya fue suficiente”. Se cree que se comenzó a utilizar a finales del siglo XIX. Hay dos versiones más largas: “Ya Chole vendió su rancho” y “Ya Chole vendió su casa y puso panadería”.
ElUniversal.com.mx

Reflexión:

 Jamás pensé que las numerosas notas de prensa sobre Felix Salgado Macedonio y la forma en que lo protege el presidente AMLO, iban a hacer cambiar de opinión al inquilino de Palacio Nacional. Para Andrés Manuel, el candidato de Morena en Guerrero es un inocente gorrioncillo, aunque existan fuertes denuncias de múltiples mujeres que lo acusan de acoso y aun de violación en distintos momentos y contextos. Y por supuesto que no soy tan ingenua como para creer que Andrés Manuel es capaz de aceptar las críticas. Escribí el artículo “Con AMLO y Salgado Macedonio, ¿mujeres o soberbia?” simple y sencillamente para cumplir con un deber: no dejar de cuestionar algo evidentemente contrario a la más elemental ética.

Lo hice sin ninguna esperanza de que López Obrador modificara su actitud a favor del macho al que algunas féminas, absolutamente creíbles, señalan por haber cometido espantosos delitos. Pero lo que no imaginé era que el presidente de México iba ¡¡¡a enojarse!!! ante tan elemental exigencia de justicia y, de la peor manera posible, iba a expresar su fastidio diciendo a las mujeres agraviadas que “¡¡¡ya chole!!!”, que dejen de molestar a Macedonio. Me pregunto qué pensarán de esto las izquierdistas que han apostado su prestigio en la ruleta de la 4T y que, en mi opinión, lo están perdiendo. Sí, pienso en Olga Sánchez Cordero, Tatiana Clouthier y hasta en Beatriz Gutiérrez Müller. ¿Acaso ninguna de ellas le va a decir a AMLO que sí, en efecto, ¡¡¡ya chole!!!, pero de que el gobierno de México desprecie a las mujeres maltratadas por tipejos como Salgado Macedonio. ¿Habrá en la 4T voces femeninas capaces de protestar ruidosamente e incluso de renunciar ante la increíblemente absurda necedad del presidente López Obrador, quien ya de plano se pasó en su defensa del abusador de Acapulco?

Por lo pronto aquí mi respuesta, no la única estoy segura, —y en los mismos términos superficiales—, a lo que dijo hoy el presidente.

Respuesta:

Ya chole es el nuevo sinónimo de la misoginia retratada de cuerpo entero. Ni yo lo podía haber expresado mejor, señor presidente.

Es un ¡ya basta!, ese que sigue sin entender. Uno que le hemos dicho hasta la saciedad y usted, en lugar de atender, ahora nos los revira. Como si las que tuviéramos que mantenernos en silencio ante las agresiones seamos nosotras.

¡Nanais! Si usted piensa que esto pasará sin problemas, está equivocado. De hecho, ahonda la concepción que tenemos de la 4T, y nos queda claro que esta es machista.

¡A lo que te cruje chencha! O lo que es lo mismo ¡ya pónganse las pilas! y entienda lo que está sucediendo; póngase a trabajar en lugar de seguir defendiendo, encubriendo, solapando, minimizando y disfrazando las acusaciones sumamente serias que penden sobre su entenado Félix Salgado Macedonio.

Lo están chamaqueando, señor presidente. Tanto que presume usted de escuchar la voz del pueblo y defenderlo, pues ahora sí, le están viendo la cara, al creer que no pasó nada con el vergonzoso candidato.

Porque francamente calmantes montes con su ya chole. No es para que se nos enchile, ni tampoco para que se nos achicopale. Tan solo es para que le mida el agua a los camotes y vea de verdad quién es quién.

Estoy de acuerdo que Félix Macedonio lo agarró en curva, ya sea por las encuestas en Guerrero o porque usted estaba malito, pero en estos momentos eso solo nos sirve para una real y celestial chifladera, pues solo parece que usted ya dobló las manitas al permitir este atropello. Porque de otra forma, tendremos que pensar en el dime con quién andas, y te diré quién eres.

Y aunque es cierto que el que es perico donde quiera es verde, y nadie le gana a usted en temas electorales, alguien ya le ganó el mandado al permitir que un hombre acusado de violación de forma reiterada quede de candidato. Con eso, aunque vaya a bailar a Chalma, si continúa con su necedad de no entender el daño que significa esto para las mujeres, estaremos todos pariendo chayotes. Usted por defender lo indefendible y nosotras por saber que en el gobierno federal las quejas de las mujeres ya chuparon faros.

Así que chale con su ya chole; piense que ya fue suficiente de solapar los actos de Felix Salgado Macedonio y mejor dígale a ese personaje que se despida de su candidatura y ponga una panadería.

Y si no, pues a usted ya le habrá caído el chahuistle por pensar que es correcto solapar los actos de Félix Salgado. Porque las mujeres saldremos a votar el 6 de junio, y aunque tal vez en Guerrero gane tan despreciable personaje, en el resto del país Morena perderá muchos votos. En otras palabras: chale con su ya chole.