Columnas

Igualitos: Autoritarios, lascivos y machistas pero con carisma cupular.

"Ningún agresor en el poder": feministas en sede de Morena

Criado en la cepa de la política como particular de Manuel Barlett, Mario Marín ascendió pronto y tuvo complicidad dentro de la clase rancia que protagonizó desapariciones forzadas, persecuciones contra periodistas, hostilidad a defensores de derechos humanos y grandes desfalcos. Fue protegido igual por gobernadores que por presidentes, casi tanto como Félix Salgado Macedonio.

Pensar que el conglomerado de lo peor en un gobernador se pudo frenar: abusos, tortura, redes de explotación, lavado de dinero, bacanales del exceso, corrupción, influyentismo, pactos con empresarios libaneses, sexo con menores de edad, pornografía infantil, depravación y censura a matar como los episodios de tortura contra la periodista Lydia Cacho.

Pensar en que se pudo frenar con que cualquiera de los cómplices, jefes, presidentes y protectores hiciera lo que tenía que hacer: investigar, destituir, frenar. Pensar en que el mismo perfil patológico de sociópata, abusador sexual que hoy está tras las rejas tiene un reflejo símil en un candidato con plena libertad para ser postulado por el partido “más feminista de la historia”.

Pensar en que los priistas que tanto critican, cobijaron y construyeron al “Gober Precioso” igual que hoy los morenos acogen y justifican a Salgado Macedonio. Lo que, para algunos, eran trampas leguleyas que alimentaban la impunidad, como la prescripción de los delitos, hoy es su principal argumento para sostener la “inocencia” de su abanderado preferido a la gubernatura de Guerrero.

No reparan en pensar sobre cómo es que los años y los partidos políticos hicieron a Macedonio alcalde de Acapulco, diputado, senador, delegado, representante, coordinador y otro desfile de cargos entre los que disfrutó abusar del poder para congelar las denuncias en su contra, presionar a las víctimas, perseguir a las familias y callar activistas.

Ahora que la censura blanda se ejerce desde los militantes “más puros” del partido que prometió justicia a las víctimas, los comentarios violentos en redes sociales contra las mujeres que protestan están bien vistos; todos se volvieron abogados para sostener las argucias legales que lavan caras puercas pero que no dan la inocencia. Quienes escribimos contra Macedonio por tener 5 denuncias de violación somos “amenazas de la transformación” y también somos “panistas neoliberales”, mientras que los violadores se convirtieron en “la esperanza de México”.

NO hay mal que dure 100 años

Para infortunio de los que hoy gobiernan, no hay mal que dure cien años y el día que sean ellos los que paguen por las decisiones que han tomado, Salgado Macedonio será de los primeros “gobernadores esperanzados” en colocarse tras las rejas.

Guerrero será gobernado por Morena, aunque pusieran un burro de candidato, como dirían los del viejo régimen. Macedonio lo será si es que el INE y el Tribunal Electoral permiten el atropello hacia todas las mujeres mexicanas pero la justicia llega, aunque sea tarde. 

Este 14 de febrero, la Comisión de Honor y Justicia podría abrir la puerta del deshonor para Morena o resolver aplicando su propio 3de3, aunque Andrés Manuel se enoje.

Imagino a Basilia hace 22 años fraguando un duro golpeteo contra Morena y Andrés Manuel para ensuciar a Macedonio … vaya que las feministas resultaron ser doblemente poderosas: además de grafitear, son videntes.