Columnas

Loret de Mola es uno de los líderes de opinión más fuertes que tiene este país; es la voz opositora que más mella le ha hecho al gobierno federal.

Pese a escándalos en su trayectoria, Loret de Mola es uno de los líderes de opinión más fuertes que critica a la 4T.

Hay varios antecedentes de periodistas que hacen su incursión en la política. Ejemplos recientes en México serían Lilly Téllez quien llegó al Senado bajo las siglas de Morena, y Pedro Ferriz, quien hizo un fallido intento de convertirse en un candidato presidencial que seguramente declinaría a favor de Margarita Zavala.

Son más aún los casos de celebridades de la televisión que han podido pasar a la política de manera exitosa, el ejemplo más claro es el de Donald Trump en Estados Unidos; quien siempre supo utilizar muy bien a los medios masivos para hacer polémica y posicionar su marca de una manera tan fuerte, que lo llevo a sentarse durante 4 años en la Casa Blanca.

Y no, no es que piense que Carlos Loret de Mola sea un perfil idóneo para ocupar un cargo público, ni que su carrera profesional lo valide como un referente de las buenas prácticas periodísticas. Al contrario, Loret de Mola  salió muy desgastado de su espacio en Televisa, cuestionado por varios de sus colegas y colaboradores, y expuesto como una persona soberbia y con algunos escándalos personales que nunca debieron llegar a instancias en las que afectara su seriedad y credibilidad.

No hay verdaderos liderazgos dentro de la oposición

Sin embargo, no podemos negar que hoy por hoy, Loret de Mola es uno de los líderes de opinión más fuertes que tiene este país; de hecho, es la voz opositora que más mella le ha hecho al gobierno federal. Las razones para el reposicionamiento de este periodista y el alcance que ha logrado en estos últimos meses tiene dos principales causantes.

La primera es que no hay verdaderos liderazgos dentro de la oposición que signifiquen un contrapeso para el Presidente. La falta de renovación de cuadros al interior de los partidos políticos, el desgaste de muchas de sus figuras, y la pérdida de credibilidad que tienen hoy los políticos tradicionales en nuestra sociedad, son razones de mucho peso para que un periodista sea el que se lleve los reflectores y los adeptos. Aunado a lo anterior, los partidos de oposición no han sabido encontrar la fórmula, las propuestas, el discurso y los contenidos en general, que hagan eco en la población y les logren ganar simpatías.

¿Hay candidato de Morena para 2024?

Actualmente, no hay una sola persona que se pueda perfilar para darle la batalla a quien sea el candidato de Morena en el 2024. Margarita Zavala nunca ha conectado ni conectará; Ricardo Anaya se volvió una caricatura de si mismo, y perdió la seriedad que antes era su mayor virtud; José Antonio Meade quien quizá es el único que podría unir a todos los ciudadanos que están a disgusto con el actual gobierno, ha optado por un rol por demás conservador, y prácticamente ha estado guardando silencio.

La segunda razón por la cual se ha fortalecido la figura de Loret de Mola, es precisamente por la importancia que le han dado desde Palacio Nacional. El Gobierno Federal no ha sabido salir a desmentir, contestar, o aclarar por la vía institucional, los señalamientos que ha hecho el periodista a través de sus reportajes. Al contrario, le han llovido los insultos y las descalificaciones; más recientemente el día de ayer, cuando en la mañanera, el propio Jenaro Villamil volvió a reproducir el famoso montaje del caso Cassez de hace 15 años, subiendo a Loret al mismo escenario desde donde todos los días el Presidente se dirige a la nación.

Mientras nada cambie, Loret seguirá aprovechando las circunstancias.

No se quien aconseje al Presidente, pero a mi parecer, en ninguna de las ocasiones se le debió contestar a Loret desde la mañanera, mucho menos que haya sido López Obrador el que lo hiciera; ya que ahora, la confrontación del periodista es con el primer mandatario del país; a ese nivel ha puesto el mismo gobierno a Carlos Loret.

Mientras nada cambie, Loret seguirá aprovechando las circunstancias y seguirá creciendo. A ver si no se les pasa la mano y lo terminan convirtiendo en el mártir de este gobierno. Por lo pronto, a 3 años de la elección del 24, Carlos Loret de Mola se ha convertido en el líder y referente indiscutible de la oposición, nos guste o no.