27 de septiembre de 2021 | 20:16
Tecnología

    Repartidores de Uber Eats y Postmates admiten tomar comida de los pedidos: Encuesta

    Los usuarios piden medidas más efectivas para proteger la integridad de sus comidas.
    Repartidor de Uber Eats
    Compartir en

    Una reciente consulta elaborada a cerca de 500 repartidores de comida en los Estados Unidos reveló que, al ofrecer sus servicios en aplicaciones como Uber EATS y Postmates, al menos un 28 por ciento de ellos han tomado alimentos de los pedidos.

    De acuerdo al estudio publicado por US Foods, todos los repartidores encuestados trabajan para algunas de las principales aplicaciones de comida a domicilio en el país, entre las que se encuentran Uber Eats, Grubhub, DoorDash y Postmates.

    Puedes leer: Captan a repartidor de UberEATS comiendo un pedido

    Además, el 50 por ciento de los repartidores también mencionaron haber estado "tentados" por la entrega de alimentos en un momento u otro, aunque el porcentaje de quienes cayeron en la tentación es mucho menor y parece que la gran mayoría de los pedidos llegan intactos hasta los usuarios de las aplicaciones.

    Repartidores tentados, usuarios molestos

    Por otro lado, el distribuidor estadounidense de servicios de alimentos US Foods también consultó a los usuarios de las aplicaciones de entrega, quienes respondieron cómo se sentirían de saber que un repartidor tomó parte de la comida en su pedido.

    Con una escala del 1 al 10, donde 1 representa “no es gran cosa” y 10 representa “absolutamente inaceptable”, la respuesta promedio de los usuarios fue de 8.4, lo que significa que a la gran mayoría de las personas les molestaría saber que su repartidor le ha robado parte de sus alimentos.

    Recomendamos: Repartidor de Uber roba celular en restaurante de la Cuauhtémoc

    Como parte de la consulta, los usuarios también señalaron cuales son las circunstancias que más les molestan al recibir sus pedidos:

    - Alimentos no calientes y / o frescos (17%)

    - Comida entregada tarde (16%)

    - Pedidos incorrectos (12%)

    - Restaurantes ignorando notas / instrucciones (12%)

    - Precios inconsistentes (11%)

    - Los alimentos se agitan o se estropean durante el parto (10%)

    - Los menús son inconsistentes o limitados (9%)

    Casi 9 de cada 10 dijeron también que les gustaría que los restaurantes usaran etiquetas a prueba de manipulaciones para asegurarse de que su comida llegue intacta hasta su domicilio; la compañía encuestó a más de 1,500 adultos que usan aplicaciones de entrega de alimentos.