18 de octubre de 2021 | 12:43
Sorprendente

Se inyecta mercurio intentando convertirse en un X-Men

El joven también tiene un historial de mordeduras de araña en un intento por obtener poderes como los de Spider-Man.
X-Men
Compartir en

Un adolescente de 15 años se inyectó mercurio intentando convertirse en un superhéroe, inspirado en los X-Men de Marvel.

De acuerdo a The Mirror, un portavoz del Centro Nacional de Información Biotecnológica en Maryland, Estados Unidos, el joven se inyectó mercurio en tres ocasiones con tal de poder tener poderes como los X-Men.

Aparentemente, él quería convertirse en Mercury, un superhéroe ficticio de la franquicia de los X-Men, personajes de Marvel Comics.

Aparentemente, el joven extrajo el mercurio de un termómetro y se lo inyectó directamente en el antebrazo, lo cual ocasionó problemas en su salud, como úlceras que no cicatrizaban.

Sin embargo y para fortuna del joven, el inyectarse para convertirse en un X-Men, no le afectó más allá de eso.

“Se realizó un procedimiento quirúrgico para tratar la úlcera y reducir los niveles de mercurio en sangre y orina. Sin embargo, el paciente no desarrolló signos clínicos de intoxicación crónica, lo que demuestra que la inyección subcutánea de mercurio tiene un bajo riesgo de toxicidad sistémica”

Informe del centro Nacional de Información Biotecnológica

También se dejó morder por arañas en un intento por ser Spider-Man

De acuerdo al medio, esta no es la primera vez que el joven de 15 años intenta algo peligroso como inyectar mercurio con tal de querer convertirse en un superhéroe.

Según el reporte, el adolescente que se inyectó mercurio para tener poderes como los X-Men, tiene un historial de múltiples mordidas de arañas.

Esto con el objetivo de querer obtener poderes similares a los de Spider-Man, otro superhéroe de Marvel.

Aunque le han hecho varios estudios psicológicos al joven de 15 años, se ha demostrado que no posee ningún trastorno psicológicos o psiquiátricos.

Incluso se dio a conocer que el joven que se inyectó mercurio para convertirse en un X-Men, tiene un coeficiente intelectual normal, por lo que su actuar es un misterio.