Sorprendente

Por coronavirus, robots reemplazan a estudiantes en ceremonia de graduación

Los robots representaron a los alumnos.Tomada de Pixabay.

A los robots se les colocaron tabletas para mostrar el rostro de cada alumno. 

El coronavirus aterrizó en la era moderna y de eso no cabe duda. El ejemplo más claro es un grupo de robots que sustituyen a los alumnos de la Universidad Business Breakthrough en Tokio, Japón.

Ocurrió durante la ceremonia de graduación, donde a los robots apodados "Newme" se les colocaron tabletas para mostrar los rostros de los estudiantes, quienes las controlaron desde las computadoras portátiles de sus casas para así reducir el impacto del contagio comunitario de Covid-19. 

Robots sustituyen a alumnos en su graduación

Esto hizo posible que los graduados asistieran de forma virtual a la ceremonia, ya que a los robots también se les pusieron togas y birretes. Así, uno por uno avanzó hasta podio para recibir sus diplomas mientras el presidente de la universidad, Kenichi Ohmae, colocaba el documento en un estante montado en la sección media del robot.

Al respecto, el ahora maestro Kazuki Tamura, mencionó que esta era una experiencia nueva para recibir un certificado en un área pública a la par que los alumnos se encuentran en un espacio privado, por lo que agradeció al desarrollador ANA Holdings. Ahora la institución espera que su método pueda ser adaptado por otras escuelas para así evitar las reuniones masivas.

Congratulations, graduates!

The students were able to "attend" their graduation ceremony through the tablets attached to these robots in Tokyo, Japan. BBT University Handout via Reuters pic.twitter.com/wRSLKeOvJj

— ABS-CBN News Channel (@ANCALERTS) April 6, 2020

Una situación similar se está dando con la empresa japonesa Ningen Love Doll, donde consideran que aquella muñeca sexual que te acompañó en tus momentos más solitarios y que seguramente dejaste toda maltrecha, merece una digna despedida en lugar de sólo tirarla a la basura.

Es por ello que ofrece tres planes distintos de funeral oficiado por una actriz porno después del cual las muñecas son enviadas a una compañía de procesamiento de residuos industriales donde prácticamente son "enterradas" con todo y los sentimientos que desarrollaste hacia ellas. Así como hizo tu ex contigo.