Sexxion

¿Un funeral para tu muñeca sexual oficiado por una actriz porno? Ya es posible

Ya puedes despedir a tu muñeca sexual como se merece.Ningen Love Doll.

La compañía Ningen Love Doll ofrece tres distintos planes para celebrar el funeral de una muñeca sexual.

La empresa japonesa Ningen Love Doll considera que aquella muñeca sexual que te acompañó en tus momentos más solitarios y que seguramente dejaste toda maltrecha, merece una digna despedida en lugar de sólo tirarla a la basura.

Es por ello que ofrece tres planes distintos de funeral oficiado por una actriz porno después del cual las muñecas son enviadas a una compañía de procesamiento de residuos industriales donde prácticamente son "enterradas" con todo y los sentimientos que desarrollaste hacia ellas. Así como hizo tu ex contigo.

¿Tu muñeca sexual ya está magullada? Despídela con un funeral

Los servicios son los siguientes: por sólo 30 mil yenes (5 mil 124 pesos) se lleva a cabo una ceremonia en la que tu "compañera" es arreglada para que luzca casi como cuando la adquiriste, y se te entrega una foto conmemorativa. Pero si quieres algo más personal, el paquete de 50 mil yenes (8 mil 404 pesos) también te ofrece un certificado de defunción con el que podrás recordar este día.

Hasta con flores, así es el funeral de una muñeca sexual.Ningen Love Doll.

Eso no es todo, falta el plan que más ha generado disputa entre quienes están en contra de las relaciones entre muñecos sexuales y humanos, el Funeral de Muñeca de Ángel, que por 90 yenes (15 mil 374 pesos) incluye lo mismo que los otros, pero aquí el dueño puede acudir al funeral y verá cómo desmontan cuidadosamente las piezas de su compañera; podrá leer una carta a la muñeca y recibirá una de sus partes como recuerdo.

Ella es la actriz porno que dirige las ceremonias

Qué locura. Pero recordemos que en Japón existe la creencia de que los muñecos tiene alma, así que esta empresa no sólo ofrece deshacerse de las sexuales, sino de todos los peluches y figuras que planees tirar a la basura.

Los funerales son oficiados en la ciudad de Higashiosaka por la actriz porno Rei Kato, quien según se lee en la página, pone especial interés y cuidado con sus palabras, pues comprende que en muchas ocasiones las muñecas sexuales se convierten en compañeras de vida.