6 de diciembre de 2021 | 06:15
Sorprendente

Piloto que cayó en la Amazonia es encontrado 36 días después

El piloto quedó a la deriva en Amazonia luego de que la nave en la que viajaba cayera y se incendiara
Piloto Antonio Sena
Compartir en

El piloto Antonio Sena, quien cayó en Amazonia el pasado 28 de enero luego de que su nave presentara una falla mecánica y se incendiara, fue encontrado tras haber pasado 36 días desparecido, sobreviviendo con huevos de aves y frutas.

Un video que muestra el momento en que el piloto se reencuentra con su familia ha enternecido a miles de personas alrededor del mundo, por lo emocionante de la escena. Antonio Sena fue trasladado a un hospital donde fue tratado por las secuelas de la extenuante travesía.

¿Cómo desapareció el piloto?

El piloto Antonio Sena, que fue encontrado tras 36 días desparecido en Amazonia, contó que mientras volaba en una avioneta Cesna 210 a unos 2 mil metros de altura, esta comenzó a fallar impidiéndole elevarse y terminó cayendo en un terreno boscoso. Entonces, decidió alejarse de la zona por temor a una explosión, que ocurrió apenas se encontraba lo suficientemente retirado.

"La única cosa que me mantuvo fuerte para salir de esa situación fue el amor que le tengo a mi familia, las ganas que tenía de ver a mis hermanos y a mis padres. Si fuese a resumir esta historia, diría que es una historia de amor y fe"

Piloto Antonio Sena.

Permaneció relativamente cerca con la esperanza de ser rescatado, pero luego de una semana el piloto comprendió que las operaciones habían cesado y decidió salir en busca de ayuda con únicamente lo poco que había logrado sacar del avión. En tanto, su familia seguía buscándolo e incluso ofreció una recompensa económica a quien tuviera información de su paradero.

Durante el tiempo que el piloto Antonio Sena estuvo desaparecido, sobrevivió alimentándose de huevos de aves y frutas que encontraba en la selva. Y un día, finalmente se encontró con unos recogedores de castaña de Brasil en una región cercana a la frontera con el estado de Amapá, que dieron parte a las autoridades y así estas pudieron localizarlo.

Antonio había perdido ya cerca de 25 kilos de peso y parecía estar debilitado y deshidratado. En consecuencia, a su llegada a la ciudad de Santarém, donde lo esperaba su familia, lo condujeron hasta un hospital donde ahora se recupera satisfactoriamente.