Recibe cuantiosa herencia; termina viviendo en las calles 

Lorna Webb
Lorna WebbPolicía de Cambridge

La mujer dice que no se arrepiente de gastar todo su dinero en drogas pues, según ella cada moneda fue bien invertida.

Hace aproximadamente un año que una mujer recibió una herencia de 250 mil libras esterlinas, es decir poco mas de seis millones 371 mil 112 pesos, además de propiedades que su familia le dejo; hoy vive en las calles.

La historia de Lorna Webb ocurrió en Cambridge, Inglaterra quien heredó el dinero de su padre adoptivo pero terminó mal gastándolos en drogas ¡en tan solo 14 meses! Así es, según los reportes, la mujer de 51 años de edad invertía poco mas de 15 mil pesos diarios para el consumo de drogas, específicamente en heroína.

Cuando el dinero se le terminó después de haber vivido ese estilo de vida por un año y dos meses, Lorna Webb acabó durmiendo en las calles, específicamente en las tiendas de la calle Mill Road; sin embargo, al verse sin nada de efectivo comenzó a delinquir por lo que el área de la ciudad terminaron dotándola de la ciudad.

El Tribunal de Justicia la halló culpable de los cargos de daños a propiedad, robo, agresión a trabajador de emergencias y conducta desordenada en estado de ebriedad en vía pública el pasado 25 de noviembre y el juez declaró que “su comportamiento es intimidante, perturbador y agresivo. A menudo provoca miedo en la comunidad.”

El veto de la ciudad es de dos años aproximadamente y, además de obligarla a ir a rehabilitación por un periodo de 18 días y servicio comunitario por 18 meses. Los reportes indican que Lorna Webb estuvo casada y tuvo dos hijas, además de tener un empleo como mesera y otro en una panadería para poder subsistir pero caer en las drogas destruyó su vida.

Una vida llena de desgracias

Aunque según la propia Lorna, su vida comenzó a ir en declive desde su infancia y, aunque fue adoptada, a los seis meses la regresó de nueva cuenta con sus padres biológicos por lo que terminó yéndose de su casa a los 16, a los 19 años se estableció en Cambridge y a los 21 tuvo a su primogénita pero, después de su segunda hija su esposo la abandonó.

Cuando recibió la notificación de herencia comenzó a vivir una vida alocada, manteniendo a sus amigos drogadictos aunque, declaró que a pesar de todo no se arrepiente de haber gastado toda su fortuna en las drogas pues piensa que estuvo bien invertido.

Sus hijas dejaron de frecuentarla cuando vendió las dos propiedades que le quedaban, ahora extraña a sus hijas Sasha de 30 y Faith de 21 años aunque sabe que ahora les va bien y solo espera que estén a salvo.

En marzo de 2012, Lorna fue encarcelada ocho meses por encontrarle un arma blanca entre sus pertenencias pues, de acuerdo a sus declaraciones la calle es violenta y la utilizaba como protección.

Con información de Clarín

0
comentarios
Ver comentarios