Sorprendente

Otorgan premio "Ig Nobel" a científicos que hicieron gritar a un caimán al darle helio

Caimán.Especial

Los premios Ig Nobel, son una parodia de los premios Nobel.

México. - Un grupo de científicos de Austria y Japón, ganaron el premio “Ig Nobel” debido a que lograron hacer que un caimán gritara, al colocarlo en un espacio lleno de gas helio.

De acuerdo con lo señalado por la cadena de noticias CNN, el equipo de investigadores intentaba averiguar si las comunicaciones vocales de los caimanes, está relacionada de alguna manera con el tamaño de su cuerpo.

Sin embargo, más que la hipótesis planteada por los científicos, lo que llamó la atención del comité encargo de entregar el galardón que reconoce a los experimentos menos ortodoxos del mundo científico fue el método que aplicaron.

Los premios Ig Nobel que en esta edición se entregaron durante una manera virtual celebrada ayer jueves 17 de septiembre, se otorgan desde el año 1991 y se hacen con el fin de parodiar los premios Nobel.

En la entrega de galardones, el premio de Economía se dio a un equipo internacional de expertos que trataron de cuantificar la relación entre la desigualdad de ingresos nacionales de diferentes países, con la cantidad promedio de besos boca a boca.

En la singular premiación, el estadounidense Richard Vetter se hizo acreedor del premio de Entomología, debido a que recopiló evidencia de que muchos entomólogos temen a las arañas, que no son insectos.

Asimismo, un equipo conformado por especialistas holandeses y belgas, ganó el premio de Medicina, debido a que diagnosticaron una afección médica no reconocida durante mucho tiempo, la cual es conocida como misofonía, es decir, la angustia de escuchar a otras personas hacer sonidos al masticar.

De la misma forma, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, y el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro ganaron el Premio de Educación Médica, debido a que “utilizaron la pandemia para enseñar al mundo que los políticos pueden tener un efecto más inmediato sobre la vida y la muerte de lo que los científicos y los médicos”.