Negocios

Investiga UIF a empresa mexicana que cambió petróleo por alimentos con Venezuela

Santiago NietoEspecial

La Unidad de Inteligencia Financiera indaga las cuentas de la compañía Libre Abordo, a petición de la Secretaría de Energía (Sener).

México.- La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda investiga a la empresa Libre Abordo, la cual recibió millones de barriles de petróleo de Venezuela a cambio de alimentos.

El titular del organismo, Santiago Nieto Castillo, señaló a la agencia Reuters que las indagatorias contra la compañía, que en días pasados se declaró en bancarrota, dieron inicio a petición de la Secretaría de Energía del Gobierno Federal.

Además, la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos investiga a la compañía mexicana por posibles violaciones a las sanciones económicas impuestas por Washington al régimen de Nicolás Maduro.

“Tenemos una investigación abierta. No se ha concluido por lo que no puedo dar más datos (…) Nos la solicitó, por un lado, la Secretaría de Energía y, por otro lado, ha sido de los temas que hemos trabajado de forma coordinada con las agencias norteamericanas”.Santiago Nieto Castillo

Libre Abordo cambió petróleo por alimentos con Venezuela; ahora la investiga la UIF

Por su parte, Libre Abordo aseguró no tener conocimiento sobre la investigación de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) en su contra, pero apuntó que, en caso de ser verdaderas, los resultados de las indagatorias “confirmarán seguramente la legalidad y transparencia de nuestras operaciones”.

Libre Abordo llamó la atención en México y el mundo cuando anunciaron en marzo pasado que habían llegado a un acuerdo con Petróleos de Venezuela (PDVSA) para recibir millones de litros de crudo a cambio de alimentos, como parte de un programa humanitario que permitía al país sudamericano dar vuelta a las sanciones de Estados Unidos.

La firma se declaró en quiebra el pasado 31 de mayo luego de perder más de 90 millones de dólares como consecuencia de retos “desproporcionados” que incluyeron el desplome en el previo del petróleo pero también “campañas de desprestigio” y presiones de Washington.

Santiago Nieto agregó que en México se investiga a 25 empresas y personas físicas acusadas de especular con el programa para intercambiar crudo por alimentos a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).