Negocios

Confianza empresarial cae a niveles mínimos por Emergencia Sanitaria

Calle de Ciudad de MéxicoAndrea Murcia / Cuartoscuro

El Inegi dio a conocer el resultado de los Indicadores de Confianza Empresarial (ICE) de mayo, donde se ve una caída de hasta 17.7% anual.

México.- El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer este 1 de junio el resultado de los Indicadores de Confianza Empresarial (ICE) correspondientes al mes de mayo de 2020, donde se puede observar una caída a su nivel más bajo desde que se tiene registro debido a la Emergencia Sanitaria decretada por el coronavirus.

El Inegi detalló en un comunicado que empresarios de los sectores manufacturero, comercio y construcción esperan que la situación en sus compañías empeore en el corto y mediano plazo como consecuencia del Covid-19.

Así, el Indicador de Confianza Empresarial de las Manufacturas del Inegi registró un descenso de 1.8 por ciento en comparación al mes de abril, mientras que a tasa anual la caída fue de 17.7 por ciento; en el comercio.

Por su parte, el retroceso en la confianza en el comercio fue de 1.7 por ciento mensual y 15.4 por ciento anualizado, mientras que en el sector de la construcción fue de 2.4 por ciento mensual y 13.6 anual.

A pregunta expresa sobre si este es buen momento para invertir, solo 17 por ciento de los empresarios manufactureros contestaron que sí, 1.6 por ciento menos que en el mes de abril y 32.2 por ciento menos que en el mismo mes pero de 2019.

En el sector del comercio sólo 7.4 por ciento de los consultados considera prudente hacerlo, una caída mensual de 0.5 por ciento y anual de 27.4 por ciento. En cuanto a la construcción, 9.5 por ciento creen que este es un buen momento para invertir, un crecimiento de 0.1 por ciento respecto a abril, pero una caída de 19.7 por ciento si se le compara con mayo del año anterior.

Presenta Inegi encuesta telefónica de empleo

El Inegi también reveló este lunes el resultado de la primera Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE), donde se pueden observar “las disminuciones en la participación laboral y en la población ocupada, así como el incremento en la subocupación laboral”.

Así, el desempleo abierto pasó de 2.9 a 3.5 de la Población Económicamente Activa de marzo a abril de este año, el único intervalo estudiado hasta ahora.

Por otra parte, apunta el organismo, la desocupación abierta “registró un incremento de menor escala porque supone una búsqueda activa de empleo de las personas sin trabajo en un contexto que no se presta para ello; mientras que la tasa de informalidad laboral disminuyó por la salida de la fuerza laboral de una porción importante de quienes se dedican a esas actividades”.

El Inegi destacó que realizó esta encuesta debido a que canceló la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) que cada mes realiza por el contexto de la pandemia de coronavirus y, según se destacó en el comunicado, los resultados de ambas “no son estrictamente comparables”.