Negocios

Francia no sabe qué hacer con 40 millones de cubrebocas de tela

Gente en FranciaAP

Al iniciar la emergencia, costureras voluntarias y fábricas se movilizaron para hacerlos pero pronto fueron reemplazados por desechables

México.- Francia no vendió 40 millones de cubrebocas de tela y no sabe qué hacer con ellos, puesto que sus habitantes usan las desechables, procedentes del extranjero.

De acuerdo con la Unión de las Industrias Textiles (UIT), ante la contingencia por el Covid-19, unas mil fábricas se movilizaron para ayudar a la producción de los tapabocas, y hoy en día, 40 millones de ellas siguen sin encontrar boca.

El pasado 11 de mayo Francia, uno de los países más golpeados por el coronavirus, inició la reapertura de comercios, excepto los restaurantes y cafés, y se hizo obligatorio el cubrebocas en los transportes públicos.

Hasta este miércoles 10 de junio, el país europeo registraba en total 29 mil 319 muertes desde el inicio de la pandemia, 18 mil 935 de ellos en hospitales y otros 10 mil 384 en residencias de ancianos.

Yves Dubief, presidente de la UIT, manifestó en entrevista radiofónica de la que da cuenta Infobae, su frustración por la poca venta de cubrebocas de tela ante una emergencia por el Covid-19, que poco a poco se ha ido relajando.

"Tenemos un poco de amargura; vemos que la crisis sanitaria está terminando, que la demanda de mascarillas es menos fuerte y que hay competencia de las desechables de Asia"Yves Dubief. UIT

En la plática con la radio Franceinfo, el presidente de la UIT indica que en el uso de tapabocas los desechables "no son más baratos porque las textiles francesas son lavables al menos 30 veces y son mucho más ecológicas y reciclables".

Cuando comenzó la crisis por el coronavirus y todo el mundo buscaba protegerse, los cubrebocas de tela parecían ser la solución, por lo que costureras voluntarias así como fábricas se movilizaron por todo el país para la fabricación del producto. 

No obstante, señala Dubief, esta primera opción fue pronto reemplazada por la de los cubrebocas desechables, cuando se volvieron disponibles en farmacias y supermercados a inicios de mayo.

Futuro para los cubrebocas de tela

El Ministerio de Economía y Finanzas de Francia señala que el poco uso de cubrebocas de tela no sólo tiene que ver con el comportamiento de los consumidores, pues las grandes empresas también han favorecido los desechables para sus empleados en el marco de la emergencia por el Covid-19.

Ante este panorama, la Unión de las Industrias Textiles propone que el Estado compre los productos no vendidos "para aumentar el stock preventivo". 

No obstante, por el momento, la respuesta estatal fue confiar a dos gerentes de empresas textiles (Yves Dubief, director general de la empresa Thentorey y presidente de la UIT, y Guillaume Gibault, fundador de Slip Français) la promoción de los cubrebocas "made in France", a nivel nacional e internacional.