Negocios

Tramitan más de 300 amparos contra prohibición para importar cigarros electrónicos

Reunión sobre vapeoEspecial

Usuarios de vaporizadores insistieron que el argumento de la autoridad se basa en información falsa.

México.- Usuarios de cigarros electrónicos han solicitado más de 300 amparos en contra del decreto del Gobierno Federal que prohíbe la importación de vaporizadores o cigarrillos electrónicos y sus complementos.

Con dichos amparos se busca que los jueces verifiquen si el sustento presentado por las autoridades de las dependencias involucradas tiene sustento, puesto que atenta contra la libre elección de los vapeadores, señaló Juan José Cirión Lee, presidente de la Organización México y el Mundo Vapeando.

“La inconstitucionalidad es muy clara porque el decreto se basa en información que es falsa"Juan José Cirión Lee.México y el Mundo Vapeando

Además de considerar esa restricción inconstitucional, los usuarios de cigarros electrónicos y vaporizadores dijeron que como consecuencias podrían caer nuevamente en el tabaquismo y detonar un mercado negro de dispositivos y sustancias peligrosas.

Cirión Lee advirtió que el decreto mexicano omitió diversas aclaraciones tras citar datos del gobierno de Estados Unidos en el que señala consecuencias como cáncer de pulmón y enfermedad pulmonar obstructiva.

En ese sentido, resaltó que el gobierno de México no puntualizó que dichas consecuencias se debieron al vapeo con sustancias adquiridas en el mercado negro y no por la actividad propia del vapeo.

Los amparos se han solicitado por razones diversas dependiendo de cada solicitante, los cuales han sido aceptados pero llevan un retraso debido a cuestiones administrativas a causa de la pandemia.

Roberto Sussman, presidente de la organización ProVapeo advirtió que las consecuencias negativas que se vieron en Estados Unidos se podrían presentar en México precisamente por que el decreto fomenta el mercado negro y no porque sean daños directos de la actividad.

México y el Mundo Vapeando es una organización que defiende el derecho a elegir como un método de reducción de daños derivados del hábito del tabaco basados en ciencia y libre expresión, en compañía de expertos en diversas áreas, incluidos de Salud.