Nacional

'El Mochomo' y su abogado serán juzgados por delincuencia organizada

"El Mochomo".Especial.

José Ángel Casarrubias Salgado también está acusado de la desaparición forzada de los 43 normalistas

México .- El líder del cártel Guerreros Unidos, José Ángel Casarrubias Salgado, “el Mochomo”, así como su abogado Arturo Rodríguez García, fueron vinculados a proceso por delincuencia organizada.

Un juez de control ordenó mantener a los dos imputados en prisión preventiva de oficio en el Centro de Justicia Penal Federal (Cefereso), Altiplano, en Almoloya de Juárez, Estado de México.

“El Mochomo” es señalado como el líder del cártel Guereros Unidos y quien mandó matar a los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa. Sin embargo, tanto él como su abogado no están imputados por la desaparición de los jóvenes.

Después de permaner en arraigo por más de dos meses, el 24 de junio la Policía Federal Ministerial (PFM) detuvo a Casarrubias Salgado, pero un juez lo liberó por considerar que había irregularidades en la carpeta de averiguación.

Al llegar a la puerta del Altiplano, agentes de la Agencia de Investigación Criminal lo volvieron a detener para trasladarlo a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido).

Hasta la tercera detención del abogado, logran vincularlo a proceso

José Ángel Casarrubias Salgado está señalado por ser el abogado de “el Mochomo”, pertenecer a los Guerreros Unidos y dedicarse al tráfico de drogas.

De acuerdo con la Fiscalía General de la República (FGR), el abogado estaba encargado de la droga, cooptaba autoridades, fungía como prestanombres para la compra y venta de propiedades y era intermediario de Sidronio Casarrubias, “el Chino”, otro líder del cártel y hermano de “el Mochomo”.

El pasado 24 de junio Casarrubias fue detenido en Metepec, Estado de México, por una orden de aprehensión librada en su contra en 2014 por una acusación de delincuencia organizada.

Días después fue detenido por la FGR porque descubrieron que su abogado sobornó a funcionarios judiciales para que se dictara una resolución favorable. Al abandonar el Altiplano fue reaprehendido y permaneció bajo arraigo durante casi 70 días.

La semana pasada otra vez fue acusado de delincuencia organizada. En esta tercera vez sí se logró vincularlo a proceso.

Con información de La Jornada y El Universal