Annan viajará a El Cairo y desde allí espera entrar a Siria "bastante pronto"

Naciones Unidas, 29 feb (EFE).- El enviado especial para Siria de la ONU y la Liga Arabe, Kofi Annan, viajará próximamente a El Cairo para reunirse con el responsable de esa organización panárabe y desde allí espera trasladarse "bastante pronto" a Damasco.

"Si queremos tener éxito en esta misión, es extremadamente importante que todos acepten que haya una mediación y que se hable con una voz única", dijo Annan tras reunirse con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para evaluar la grave crisis política y humanitaria de Siria.

El que fuera secretario general de la ONU entre 1997 y 2006 subrayó que la comunidad internacional debe responder unida a la situación que atraviesa el país y destacó que "la prioridad ahora es hacer cuanto se pueda para detener la violencia y los asesinatos, así como facilitar el acceso humanitario a Siria".

Annan indicó que, tras mantener varios contactos en Nueva York, entre ellos con los miembros de la delegación siria ante la ONU, se desplazará a El Cairo para reunirse con el secretario general de la Liga Árabe, Nabil el Arabi; encontrarse "con otros actores de la región" y visitar Damasco "bastante pronto".

"Como se pueden imaginar, cualquier movimiento, incluso la elaboración de mi itinerario, es sensible en estos momentos y tiene un alto contenido político", explicó el diplomático africano, que evitó poner fecha a su entrada al país árabe y a eventuales reuniones con las autoridades sirias.

Para Annan, el mensaje que llevará como enviado especial "está claro": "Hay que terminar con la violencia y las muertes, y las agencias humanitarias deben tener permiso para ejercer su trabajo, porque actualmente eso no ocurre", indicó.

El ex secretario general de la ONU indicó que, una vez se detenga la violencia, Siria debe enfrentarse a "una solución pacífica que respete las aspiraciones del pueblo sirio" y después se debe trabajar "para estabilizar el país".

"Además, hay una necesidad de diálogo entre todos los actores en Siria y eso es lo que queremos que se inicie tan pronto como sea posible", añadió Annan, quien animó a toda la comunidad internacional a apostar por "una solución pacífica lograda mediante el diálogo por el bien de todos los civiles que están atrapados en el conflicto".

Annan reconoció que hace "un par de años" que no tiene contacto directo con el presidente sirio, Bachar al Asad, pero indicó que su intención es pedirle "compromiso" hacia él mismo "y también con el proceso que se inicia hoy".

"Es un encargo muy difícil, un duro desafió", aseguró el diplomático de Ghana sobre su nombramiento como enviado especial a Siria, un puesto para el que, según fuentes diplomáticas, fue elegido por las buenas relaciones que, durante su mandato al frente de la ONU, mantuvo con los líderes árabes y el propio Al Asad.

0
comentarios
Ver comentarios