Nacional

Congela UIF cuentas de políticos y líderes vinculados a protestas en Chihuahua

Santiago NietoGalo Cañas / Cuartoscuro

La Unidad de Inteligencia Financiera informó que se inmovilizaron las cuentas, debido a que se detectaron movimientos irregulares.

México. - La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), congeló las cuentas bancarias de políticos y líderes ejidales del estado de Chihuahua, que estarían vinculados con las recientes conflictos relacionadas con la presa La Boquilla.

Entre los personajes sobre quienes se ejerció la acción, destacan Salvador Alcántar, quien es presidente de la Asociación Estatal de Usuarios de Riego de Chihuahua, así como el ex gobernador de la entidad José Reyes Baeza y Eliseo Compeán, el presidente municipal de Delicias.

De acuerdo con lo informado por la UIF en un comunicado, la inmovilización de las cuentas contra las figuras que fueron señaladas por el propio presidente de la República, se llevó a cabo tras detectar supuestos movimientos irregulares en el sistema financiero.

“La UIF refrenda su compromiso de llevar a cabo acciones que inhiban el uso del sistema financiero mexicano por parte de organizaciones que tienen como finalidad ocultar el origen de recursos de procedencia ilícita, para fortalecer el cumplimiento del Estado de Derecho, brindando seguridad jurídica a la ciudadanía”UIF

Apenas el día de ayer, el organismo encabezado por Santiago Nieto dio a conocer que no se había procedido contra las cuentas de los municipios de la zona de la presa La Boquilla, no obstante el alcalde de Delicias informó que se detectó que las transferencias desde cuentas municipales, fueron bloqueadas.

Cabe recordar que el martes de la semana pasada, ejidatarios del estado de Chihuahua, se enfrentaron con elementos de la Guardia Nacional y tomaron la presa de La Boquilla para garantizar el abasto de agua en sus propiedades.

Al respecto, el exgobernador del estado José Reyes Baeza, acusó que el gobierno federal busca desacreditar tanto a las movilizaciones civiles, como a las figuras políticas que han participado en las mismas, postura que calificó como injusta.