Nacional

PGR omitió restos encontrados en zona donde se identificó a uno de los 43: El País

Marcha a 62 meses de la desaparición de los 43 normalistas.Andrea Murcia / Cuartoscuro

El hallazgo de restos en la barranca La Carnicería de Coccula, fue omitido por la PGR entonces encabezada por Jesús Murillo Karam.

México. - En diciembre de 2014, durante el sexenio del hoy expresidente Enrique Peña Nieto, un grupo de autodefensas del estado de Guerrero, encontró en la barranca de La Carnicería, en Cocula, cerca de un kilo de fragmentos de huesos humanos.

La zona en cuestión, es la misma en la que en este 2020 se hallaron restos que finalmente fueron identificados como pertenecientes a uno de los 43 estudiantes normalistas desparecidos, sin embrago en aquel tiempo, la hoy extinta Procuraduría General de la República que era dirigida por Jesús Murillo Karam, omitió el hallazgo y nunca ordenó que se investigaran.

Así se da a conocer en una serie de documentos a los cuales tuvo acceso el diario El País, y de los que se señala, exhiben que el tema de los restos humanos encontrados en la barranca de Cocula, fue desplazada por la teoría que presentó la PGR en 2014, en la cual se apuntaba que un grupo local de delincuentes, desapareció a los 43 con ayuda de policías de Iguala.

En la nota, el autor Pablo Ferri recuerda que entonces, Murillo Karam se aferró a la versión en la que se indicaba que los responsables asesinaron a los muchachos y quemaron los cuerpos en el basurero de Cocula, tras lo cual arrojaron los restos al río San Juan, cerca del basurero.

Más tarde, el 7 de diciembre, la fiscalía anunció que unos huesos hallados en el río semanas antes coincidían con el perfil genético de uno de los 43, Alexander Mora, hecho que apuntaló la narrativa que construyó la PGR y terminó por dejar en el olvido el hallazgo en La Carnicería.

No fue sino hasta este nuevo sexenio, que la omisión de la extinta PGR toma relevancia, pues el año pasado, la Fiscalía General de la República encontró nuevos huesos en la zona donde se reiniciaron las búsquedas del hallazgo de los autodefensas en diciembre de 2014 y de los que se informó, corresponden a otro de los normalistas de Ayotzinapa desparecidos, Christian Rodríguez.

La confirmación que ha sido calificada como el punto concluyente para derrumbar la que entonces fue llamada como la “verdad histórica”, abre diferentes cuestionamientos y posibilidades.

Por ello se espera que el Equipo Argentino de Antropología Forense, EAAF, que ha acompañado a las familias de los 43 desde 2014, seleccionará fragmentos que sean susceptibles de contener material genético en las próximas semanas.

Ferri refiere que una fuente de la Fiscalía General de la República, lamentó que sus predecesores no analizaran genéticamente los restos encontrados en 2014 en La Carnicería, pues el hallazgo del hueso de Christian en una zona cercana a donde aparecieron estos otros, aumenta las expectativas sobre su origen.