Los vecinos de Aysén esperan una respuesta del Gobierno chileno tras entregar sus demanda

Aysén/Santiago de Chile, 25 feb (EFE).- Los vecinos de la región chilena de Aysén aguardan hoy una respuesta del Gobierno después de presentar un documento con sus demandas para acabar con la exclusión y el elevado coste de la vida en esa zona del sur del país.

El Ejecutivo chileno, en tanto, se comprometió este sábado a analizar las propuestas y consideró que la entrega del petitorio es "el primer gran paso para el diálogo", según dijo a periodistas el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter.

Los habitantes de Aysén, agrupados en el Movimiento Social por la Región de Aysén, iniciaron movilizaciones el pasado 13 de febrero en reclamo por el aislamiento de la zona, por lo que la zona se mantiene prácticamente paralizada y con los caminos que unen las principales ciudades cerrados por las barricadas, fogatas y árboles.

Sin embargo, los violentos enfrentamientos entre manifestantes y la policía que se habían registrado durante las últimas jornadas dieron hoy paso a un ambiente más tranquilo, según pudo constatar Efe.

Iván Fuentes, portavoz del Movimiento Social por la Región de Aysén, dijo que los dirigentes comunales cumplieron su compromiso con las autoridades al enviar ayer un documento con sus principales demandas y llamó al Gobierno a dar el próximo paso para solucionar el conflicto.

"Ahora creemos que corresponde que el Gobierno haga lo suyo para demostrar buena voluntad en avanzar en la respuesta a las demandas y las soluciones", dijo Fuentes en un comunicado difundido por el movimiento ciudadano.

Los vecinos de Aysén, situada a 1.670 kilómetros al sur de Santiago, enviaron ayer un correo electrónico al presidente Sebastián Piñera con un documento que recoge sus reclamos.

Su principal exigencia es la creación de un subsidio para abaratar el precio de los combustibles, que en Aysén son más caros que en otras zonas del país por su aislamiento geográfico.

También exigen un aumento del sueldo mínimo en la región, que en el conjunto del país está en 182.000 pesos (unos 380 dólares), y una mejora en la infraestructura sanitaria y en la atención de especialidades médicas.

El petitorio contempla también que se considere la opinión de los ciudadanos antes de aprobar grandes proyectos energéticos en la región y que se apoye la pesca artesanal y el transporte de carga y pasajeros, entre otras cosas.

Fuentes subrayó la legitimidad de las demandas y dijo que esperan la respuesta del Gobierno para empezar a dialogar.

"Lo que pide Aysén es legítimo, seguramente como lo son también las demandas de múltiples otras regiones y comunidades, eso no es contradictorio ya que si algo tiene Chile son recursos, lo que pasa es que están mal repartidos", indicó.

En Santiago, el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, confirmó la recepción del documento con las demandas y felicitó "a las partes que están construyendo el camino del diálogo".

Hinzpeter afirmó a periodistas que algunos de los reclamos del movimiento ciudadano pueden tener una solución a corto plazo, aunque otros puntos requerirán más tiempo y el envío de proyectos de ley.

Los dirigentes sociales de Aysén indicaron que su movilización seguirá mientras el Ejecutivo no ofrezca alguna señal de que toma en serio sus demandas.

Iván Fuentes, además, criticó el arribo a la región de un nuevo contingente policial del cuerpo de Fuerzas Especiales de Carabineros (policía militarizada).

"Que el Gobierno no se confunda, si toma la decisión equivocada esto puede desembocar en situaciones que en Aysén no queremos, pero estamos dispuestos a defender los avances de la movilización", advirtió Fuentes.

0
comentarios
Ver comentarios