La Policía de Londres cedió un caballo a Rebekah Brooks durante dos años

Londres, 28 feb (EFE).- La Policía Metropolitana de Londres prestó durante dos años un caballo a la ex consejera delegada de News International (NI) Rebekah Brooks, informó hoy Scotland Yard, cuando se investiga la relación entre la prensa y la fuerza policial.

Brooks, que dimitió al frente de la empresa periodística el pasado julio en medio del escándalo de las escuchas ilegales del dominical "News of the World" (NoW), se hizo cargo en 2008 del equino cuando iba a ser retirado de servicio activo.

Según los medios británicos, la periodista, que tiene una finca en Oxfordshire (sur de Inglaterra) y es muy aficionada a los caballos, se hizo cargo de la alimentación y los gastos del veterinario que cuidaba al animal hasta 2010, cuando lo devolvió.

"Cuando un caballo de la Policía alcanza el final de su vida activa, los agentes de la fuerza montada le encuentran un lugar para su retirada", señaló hoy una portavoz de Scotland Yard.

"Si bien la responsabilidad de alimentar al animal y el pago de las facturas del veterinario corren a cargo de la persona encargada de su cuidado, el caballo sigue siendo propiedad de la Policía Metropolitana de Londres", agregó.

Rebekah Brooks, de 43 años, fue directora del desaparecido "News of the World" y del tabloide "The Sun", antes de ser nombrada consejera delegada de la compañía editora NI en 2009.

El juez lord Brian Leveson, a cargo de la pesquisa sobre las escuchas, ha empezado a indagar esta semana la relación entre la prensa y la Policía tras las revelaciones de que algunos agentes habrían recibido supuestamente pagos de reporteros a cambio de información.

El "NoW" fue centro de una gran polémica el año pasado al revelarse que "pinchó" durante años móviles de ricos y famosos, además de víctimas de terrorismo y miembros de las Fuerzas Armadas.

La Policía de Londres investiga el caso de los "pinchazos" ilegales del dominical, que fue clausurado el pasado julio.

Se calcula que en el Reino Unido hay unas 800 víctimas de las escuchas ilegales realizadas por detectives y periodistas del NoW, entre ellos famosos y también gente corriente como familiares de soldados o víctimas de asesinatos.

Durante el escándalo el pasado julio, Rebekah Brooks fue detenida por la Policía e interrogada por el caso y también debió comparecer ante la Comisión de Cultura de la Cámara de los Comunes.

0
comentarios
Ver comentarios