Dedica Time su portada al poder del voto hispano en EUA en 2012

Washington 26 Feb (Notimex).- La revista Time dedicó su portada y artículo principal al poder de decisión de los votantes hispanos en la próxima elección presidencial en Estados Unidos, y su potencial para definir el resultado de los comicios.

Con el titular ?Yo decido?, escrito en español, la portada de Time en su versión para Estados Unidos, presentó un mosaico de 20 rostros con diferentes rasgos fisonómicos hispanos, y lo subtituló ?Por qué los latinos escogerán el próximo presidente?.

?Cuando se trata de lo que pasará en Arizona y en otros estados cruciales en la próxima campaña, tienes que conocer un fornido bombero de Phoenix llamado Daniel Valenzuela y oír cómo ganó el cargo como concejal, representando la zona oeste de la ciudad, de mayoría latina?, señaló la revista.

Agregó que la fuente y conformación de la victoria de Valenzuela explican por qué los hispanos podrán escoger al próximo presidente de Estados Unidos.

Michael Scherer, en su artículo ?Por qué los latinos darán un giro a la elección del 2012?, explicó que Valenzuela de 36 años, inició su campaña ante una audiencia de cinco estudiantes en una universidad pública.

?Los estudiantes no necesitaron ser alentados, ya habían visto a sus amigos y familias ser detenidos por los asistentes del alguacil Joe Arpio en redadas rutinarias y habían enfrentado alzas en las colegiaturas por no tener papeles migratorios?, remarcó.

Agregó que en unas semanas los cinco estudiantes ya habían reclutado 100 jóvenes más, todos menores de 30 años, y recorrieron las calles de Phoenix seis días a la semana el verano pasado a temperaturas de más de 40 grados centígrados.

El día de la elección en 2011, los voluntarios habían visitado 72 mil hogares, y regresaron a algunos hasta cuatro veces, lo que resultó en la victoria de Valenzuela sobre su oponente republicano, en proporción de 3 a 2.

El ejercicio del voto hispano se incrementó en el 480 por ciento, y por primera vez en la historia Phoenix tiene dos hispanos como concejales en el gobierno citadino.

Time indica que el equipo del presidente Barack Obama, que observó la campaña de Valenzuela, mandó a Katherine Archuleta, ahora directora política del mandatario en su búsqueda por la reelección, a entrevistarse con Valenzuela.

?No sólo para buscar su apoyo (de Valenzuela), querían también su red y su plan de acción para cambiar la política en ese estado confiablemente republicano y otros iguales. Su premisa: demografía es destino?, remarcó.

La revista destacó que en las últimas dos décadas científicos sociales han proyectado que el crecimiento de la población hispana algún día transformaría la política estadunidense.

Subrayó que los hispanos conforman el 16 por ciento de la población total, y en 2050 constituirán el 30 por ciento.

Time advirtió que si los aspirantes republicanos a la presidencia ?no cambian su tono y dirección?, al referirse a los temas que importan a los latinos, serían afortunados si apenas se aproximaran el 44 por ciento de voto hispano que alcanzó el ex presidente George W. Bush en 2004.

En tanto, la revista indicó que los operativos de la campaña de Obama creen que ?el voto latino será decisivo en 2012?.

Recordó que en todas las elecciones presidenciales desde 1992, los republicanos han ganado un mínimo de un cuarto del voto hispano y los demócratas al menos la mitad, y en la mayoría de esos años el objetivo de las campañas ha sido obtener el apoyo del restante 25 por ciento.

Agregó que si Obama gana la vasta mayoría del voto latino, eso lo colocaría a la cabeza en estados donde la lucha es cerrada, como Colorado, Nevada, Florida y Arizona, y potencialmente le entregaría la victoria en el colegio electoral, aún si perdiera otros estados con tendencia republicana, como Indiana, Ohio y Wisconsin.

?Los republicanos, en contraste, se han dedicado a hacer todo lo que está en su poder para alienar esos votantes, concentrándose en atraer el ala más antiinmigrante de su partido?, subrayó.

El artículo advirtió que la primera regla para ganar el voto latino es saber que sólo es en nombre, un voto en bloque, compartiendo el mismo lenguaje que une nacionalidades, historias familiares y alianzas geográficas, ?pero eso es todo?, afirmó.

Puntualizó que es más probable que un mexicano recientemente naturalizado en Los Ángeles vote por el Partido Demócrata, que un inmigrante de cuarta generación de Nuevo México.

Sin embargo, señaló que ese hispano tiene más posibilidades de ser aún más liberal que un cubano-estadunidense, cuya hija de 23 años muy probablemente votó por Obama en 2008.

NTX/MG/RMB/

0
comentarios
Ver comentarios