Obama asegura que EE.UU. nunca olvidará el sacrificio de los soldados en Irak

Washington, 29 feb (EFE).- El presidente estadounidense, Barack Obama, rindió hoy homenaje a los soldados que han luchado en Irak hasta el pasado diciembre en una cena de gala en la Casa Blanca en la que dijo que Estados Unidos "nunca olvidará" el sacrificio puesto en ese país.

Obama se dirigió al cerca del centenar de militares elegidos para el encuentro, quienes vestían sus uniformes de gala y en su mayoría son soldados y no oficiales que fueron desplegados en las operaciones de combate en Irak, donde desde marzo de 2003 hasta el pasado diciembre han servido más de un millón de estadounidense y han muerto cerca de 4.500.

El presidente dijo que Estados Unidos jamás olvidará el sacrificio puesto tanto en Irak como en Afganistán y dijo que esa generación de veteranos recibirá el trato que se merece, no como sucedió con los que lucharon en la Guerra de Vietnam, que no disfrutaron de todo el reconocimiento que merecían, destacó

Delante de soldados condecorados o con amputaciones de guerra, Obama dijo: "En una cultura que celebra la fama y la fortuna, ustedes son algo más: patriotas que lucharon en nuestro nombre".

Esta es la primera vez que Obama organiza una cena en la Casa Blanca para agradecer a los soldados su labor en el campo de batalla, así como para homenajear a aquellos que perdieron la vida en once años de conflicto armado en Afganistán e Irak.

El presidente recordó los sacrificios realizados por los militares y sus familias y aseguró que todos recibirán "las oportunidades y la ayuda que necesitan y que se han ganado".

Obama hizo suyas las palabras de las últimas tropas que abandonaron Irak en diciembre en las que se mostraron orgullosos por "la misión completa y el trabajo realizado".

En una entrevista anterior, concedida hoy en exclusiva a la cadena de televisión ABC, Obama aseguró que en la misión en Afganistán los planes de retirada continuarán fijados a finales de 2014, pese a las revueltas que ha causado en el país la quema de ejemplares del Corán en una base militar de la OTAN.

En esa misma entrevista, Obama defendió su decisión de pedir disculpas al presidente afgano, Hamid Karzai, por el tratamiento inadecuado de material religioso en la Base Aérea de Bagram, que provocó la muerte a tiros de cuatro soldados estadounidenses la pasada semana.

En opinión de Obama, la disculpa ayudó a "calmar las cosas", aunque reconoció que aún hay problemas, y destacó que "una abrumadora mayoría de tropas afganas han dado la bienvenida y se han beneficiado" por la cooperación y entrenamiento con EE.UU.

0
comentarios
Ver comentarios