Nacional

Odebrecht obtuvo beneficios por cerca de 857 mdp por sobornos de Lozoya

OdebrechtEFE

La FGR reveló que por la gestión de Lozoya, la empresa brasileña obtuvo contratos que le representaron ganancias por cerca de 857 mdp.

México. - La Fiscalía General de la República (FGR), dio a conocer que la empresa brasileña Odebrecht, obtuvo beneficios por más de 857 millones de pesos, gracias a la gestión que realizó el ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, a través de la cual la firma pudo adjudicarse diversos contratos de obra pública en México.

De acuerdo con lo expuesto por el organismo ante el juez de control, Juan Carlos Ramírez Benítez, información que fue obtenida por medio de testigos protegidos en Brasil, permitió establecer que el pago de sobornos que hizo Odebrecht, derivó en adjudicaciones de obras que le representaron ganancias por 39 millones de dólares.

De la misma forma, la fiscalía expuso que para ello, la empresa constructora desembolsó durante el periodo de 2011 a 2014, sobornos en México por cerca de 10.5 millones de dólares, por medio de los que le fueron asegurados contratos de diferentes proyectos.

Al respecto, Luis de Meneses Weyll, exdirector de Odebrecht México, declaró que dichos sobornos eran gestionados por el propio Lozoya Austin, quien se encargó de presentarle a diversos empresarios con la intención de posicionar a la empresa que representaba, en estados como Tamaulipas, Hidalgo y Veracruz.

Por lo anterior, el ex funcionario recibió importantes cantidades de dinero, sobre las cuales la FGR detalló, fueron depositados en una cuenta que tenía en Suiza.

Los testigos consultados por la fiscalía, refirieron que contaban con una partida de 431 millones de dólares, que estaba destinada para el pago de sobornos tanto a partidos políticos, como a representantes de naciones latinoamericanas y africanas, para garantizar sus negocios.

Aunado a lo anterior, se dio a conocer que en una etapa de las relaciones, el ex director de Pemex señalado por corrupción, garantizó a la compañía brasileña que en caso de el entonces aspirante presidencial, Enrique Peña Nieto ganara las elecciones, en el gobierno del priista se le continuarían adjudicando obras públicas.