El SELA dice que Latinoamérica debe convertirse en parte de la solución a la crisis

Caracas, 27 feb (EFE).- El secretario general del Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe (SELA), José Rivera Banuet, dijo hoy que la región debe consolidar su integración financiera y monetaria para blindarse frente a la crisis económica y convertirse en "parte" de la solución a la actual situación internacional.

"Esta es una región que puede ser parte de la búsqueda de una solución a la crisis actual junto con los países asiáticos", indicó a Efe Rivera, quien encabezó una reunión de expertos que comenzaron a abordar hoy la arquitectura financiera y monetaria de la región en la sede del SELA, en Caracas.

Rivera destacó que América Latina es una región "propicia" por la amplitud de su mercado, de altos recursos energéticos y materias primas, para "generar inversiones y para poder contribuir y asociarse con proyectos".

En ese sentido, resaltó las expectativas de crecimiento de la región para este año, que se ubican entorno al 4 % del producto interno bruto (PIB), aunque las consideró todavía "insuficientes".

Sin embargo, Rivera destacó la importancia de consolidar la integración financiera y monetaria de la región para hacer frente a la crisis y contribuir a la superación de la actual coyuntura económica.

"La región debe fortalecer la integración de forma bien estructurada y constituida como un mecanismo de protección frente a las fluctuaciones de la economía mundial y agudización de estas tendencias", señaló.

Destacó la importancia de iniciativas como el incipiente Banco del Sur, organismo financiero dentro de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el Banco del ALBA, dentro de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA), o el uso de la moneda virtual Sucre (Sistema Único de compensación Regional) para algunos intercambios entre países.

Aprovechando estas experiencias, el dirigente del SELA subrayó que las prioridades para la región son crear un fondo regional de contingencia para la cooperación entre países usando los más de 700.000 millones de dólares de reservas de los países de América Latina y el Caribe.

Además, destacó la posibilidad de establecer un espacio monetario propio para abandonar la dependencia del dólar como moneda de transacción.

Ese espacio pasaría por un intercambio mayor en monedas locales con la creación de una cámara regional de compensación que activara el comercio interregional, que supone solo un 18 % frente al cerca de 70 % que hay en Europa, según Rivera, y tendría como objetivo a largo plazo crear una moneda común.

Por último, se debería consolidar un "banco de desarrollo regional autónomo con la participación exclusiva de países de la región" que, a su entender, podría ser resultado de "potenciar" el incipiente Banco del Sur.

"Seamos inteligentes en unirnos y hacernos escuchar en conjunto (...) porque individualmente no vamos a lograr nunca lo que podemos lograr todos juntos", dijo por su parte en la reunión la vicejefa de Gabinete del Ministerio de Economía de Argentina, Analía Tello, al destacar el papel de la Unasur.

Añadió que, pese a que en América Latina y el Caribe hay "muchos países y pensamientos distintos", la región debe encontrar el "consenso" en instrumentos que sirvan y ayuden a gestionar la actual coyuntura económica, como el uso de las cuantiosas reservas regionales.

"Esas instituciones que siempre han estado dándonos recetas durante décadas y décadas sobre lo que debemos hacer en nuestras economías, lo que han hecho es llevarnos a situaciones de desastre", criticó el embajador boliviano en Caracas, Jorge Alvarado, al intervenir en el foro abogando por una mayor integración regional.

La reunión regional "Análisis y propuestas para la consolidación de la arquitectura financiera regional y la cooperación monetaria y financiera en América Latina y el Caribe", en las que participan bancos centrales y representantes ministeriales de varios países de la región, se desarrollará hasta mañana en la sede caraqueña del SELA.

0
comentarios
Ver comentarios