Nacional

Duarte niega haber regalado un Ferrari a Peña Nieto

EPN y Javier DuarteIván Stephens / Cuartoscuro

Desde el Reclusorio Norte, el exgobernador negó los señalamientos de Emilio Lozoya vertidos en la denuncia presentada ante la FGR

México.- Preso en el Reclusorio Norte, el exgobernador de Veracruz Javier Duarte niega haberse subido en su vida a un Ferrari, menos, haber regalado uno al expresidente Enrique Peña Nieto.

A través de su cuenta de Twitter, el condenado a nueve años de prisión por lavado de dinero y asociación delictuosa aseguró que solo ha conocido dos Ferraris: Alfredo Ferrari Saavedra y a Antonio Ferrari Cazarin, colaboradores durante su gubernatura en Veracruz.

Esto por la denuncia que el exdirector de Pemex Emilio Lozoya hizo a la FGR (filtrada a medios de comunicación y redes sociales) donde relató el momento en que Duarte le regaló un Ferrari a Peña Nieto, el cual era propiedad de Adolfo López Mateos, presidente entre 1958 y 1964.

“En mi vida me he subido a un automóvil de esa marca italiana, nunca he comprado uno y mucho menos he regalado alguno”Javier Duarte

Con todo respeto a @EmilioLozoyaAus, quiero subrayar que a los únicos Ferraris que conozco son a Ramón Ferrari Pardiño, a Alfredo Ferrari Saavedra y a Antonio Ferrari Cazarin, quienes colaboraron en mi gobierno. 1/2 @CiroGomezL @Reforma @Milenio

— Javier Duarte (@Javier_Duarte) August 21, 2020

“Miren lo que me regaló el góber”

El 19 de agosto fue filtrada una declaración de 63 hojas que Lozoya hizo a la Fiscalía General de la República (FGR) en la que cuenta actos de corrupción en los que estuvieron involucrados expresidentes y exlegisladores, entre ellos su entonces jefe Peña Nieto.

Uno de los pasajes de la denuncia describe el momento en que Peña Nieto le presumió a su equipo un caro regalo de Duarte: un Ferrari que había sido de López Mateos.

Según Lozoya, una vez Peña estaba apunto de subirse al avión presidencial, cuando Duarte, con quien tenía una “relación estrecha”, le entregó una carpeta.

“Miren lo que me regaló el góber” presumió el expresidente priista cuando subió al aeronave.

Dentro de la carpeta había una fotos del regalo y una llave. Para celebrar el automóvil, Peña pidió brindar con botellas de Vega Sicilia, asegura Lozoya.

El carro presuntamente fue enviado a la bodega del “Museo del Presidente”, que se encuentra en una casa que Grupo Higa construyó en el Estado de México para el expresidente.