Nacional

PAN presenta iniciativa para obligar que AMLO se someta a exámenes mentales una vez al año

AMLOGalo Cañas / Cuartoscuro

Acción Nacional señaló que conocer la salud del presidente es un asunto de seguridad nacional

México.- El Partido Acción Nacional (PAN) busca obligar al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y a todo su gabinete legal a someterse a un examen de salud mental cada año para determinar si son aptos para ejercer sus funciones.

La bancada del PAN en la Cámara de Diputados presentó una iniciativa de ley que tiene como finalidad “garantizar que el presidente de la república y su gabinete se encuentren en condiciones de salud mental aptas para gobernar”.

La propuesta modificaría varios artículos de la Constitución Política y establecería que el presidente de la República se someta a un examen también previo a la elección, pues la soberanía del país peligraría “cuando los funcionarios encargados de protegerla” no gozan de salud mental.

Además, recuerda que varios ciudadanos han solicitado información sobre la salud de AMLO y se les ha negado por tratarse de información reservada, esos datos rebasan lo personal y entran en la esfera pública.

PAN quiere conocer la salud de AMLO y su gabinete

El PAN agrega que el presidente tiene demasiadas atribuciones como para confiarlas a una persona que no esté en sus cabales, y con la iniciativa de ley que presentan sus diputados se podría evitarlo.

“Para darle certidumbre a las decisiones que toma el titular del Ejecutivo federal es necesario (…) que la información de la vida privada de las personas y sus datos personales pueda publicarse cuando su privacidad afecte el interés público, la seguridad nacional, la seguridad, el orden y la salud públicas o los derechos de terceros”.

“La información sobre el estado de salud de los jefes de Estado es información de interés público”, agrega Acción nacional, pues la sociedad merece saber “si su presidente y su equipo de trabajo goza de plenas facultades para tomar las decisiones que promuevan su bienestar y desarrollo”.

“El conocimiento de la buena o mala salud mental del presidente, así como de sus riesgos y complicaciones, generan certidumbre a la ciudadanía, limita la especulación y la generación de hipótesis erróneas”, concluyen.