Nacional

Rechaza excoordinador de campaña estrategia revelada por hacker

Jorge Carlos Ramírez MarínArchivo / Cuartoscuro

“No tienen ningún fundamento en la realidad. Son francamente fantasiosas y valdría la pena ver qué intención o trasfondo tienen realmente”, dijo Jorge Carlos Ramírez Marín.

México.- El vicecoordinador de la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto calificó como falsas las afirmaciones hechas por el hacker colombiano Andrés Sepúlveda.

“No tienen ningún fundamento en la realidad. Son francamente fantasiosas y valdría la pena ver qué intención o trasfondo tienen realmente”, dijo el ahora diputado federal Jorge Carlos Ramírez Marín.

El vicecoordinador de la bancada tricolor en San Lázaro indicó que de haber hackeado a Andrés Manuel López Obrador y Josefina Vázquez Mota, el gobierno de Felipe Calderón lo habría descubierto. Además aseguró que la pasada elección presidencial fueron las más vigiladas de la historia.

“No hay que olvidar que el PRI en aquella campaña era partido de oposición. Resulta difícil creer que tales maniobras hubieran escapado del escrutinio no sólo de la autoridad electoral, sino de los equipos y apoyos con que contaba particularmente el partido en el gobierno entonces”.

Ramírez Marín, quien también fungió como representante del PRI ante el otrora Instituto Nacional Electoral, indicó que las declaraciones son una “fantasía tejida para intentar dañar un triunfo legal y claro” y que nunca se contaron con “esas armas”.

El supuesto hacker, quien está preso en Colombia desde 2014, ofreció una entrevista para Bloomberg Businessweek en la que asegura que operó parte de la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto para hacer guerra electoral contra sus dos principales adversarios.

Con un presupuesto de 600 mil dólares, Sepúlveda Ardila dice que robó estrategias de campaña de adversarios, manipuló las redes con falsos pero entusiastas perfiles para apoyar los compromisos de Peña Nieto y generar tendencias favorables, pero también asegura que instaló un sistema de espionaje en las casa de campaña de los adversarios del priista.

Con información de El Norte