Afronta Colombia encrucijada por eventual invitación a Cuba a Cumbre

Por Edelmiro Franco. Corresponsal

Bogotá, 28 Feb (Notimex).- El gobierno de Colombia se encuentra en una encrucijada por la eventual invitación a Cuba a asistir a la VI Cumbre de las Américas, como propusieron los países de la Alba, aseguró hoy la experta en asuntos internacionales, Martha Ardila.

La especialista dijo a Notimex que Colombia, como anfitrión del encuentro que se realizará entre el 9 y el 15 de abril en el balneario de Cartagena, tiene la potestad de invitar a Cuba al cónclave, tal como lo sugirió el presidente ecuatoriano Rafael Correa.

Consideró que Colombia podría invitar a Cuba como país observador, pero su delegación ?no podría asistir a las reuniones temáticas o no tendría voz para las resoluciones?, como exigieron los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

Advirtió, sin embargo, que si la isla caribeña es invitada a participar en el conclave de Cartagena, ?lo más seguro es que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, cancele su viaje? a la cita.

?En Estados Unidos están en un período preelectoral y al presidente Obama le interesa ser reelegido y ahora se juega mucho el tema de los republicanos en la Florida, que es un estado tradicionalmente republicano?, anotó.

A juicio de Ardila, para Colombia sería muy grave la ausencia de Obama en la Cumbre por la estrecha alianza que tiene con Washington, a pesar de que el presidente Juan Manuel Santos ha planteado la diversificación en las relaciones internacionales de Bogotá.

Estimó, por ello, que el gobierno colombiano debería analizar una fórmula intermedia, es decir, invitar a Cuba como país observador, una ?membresía que existe y sería una salida interesante para que Cuba pudiera estar presente en la Cumbre?.

Sostuvo que la eventual presencia de La Habana en la Cumbre sería una ?prueba de fuego para Colombia?, porque Bogotá ?estaría mostrando qué tanto está diversificando sus relaciones internacionales y qué tanto busca una autonomía frente a Estados Unidos?.

Consideró, por otra parte, que la participación de Cuba en este evento hemisférico podría ayudar a una mayor apertura democrática en la isla, ya que ?a más exclusión, se genera menos democracia?.

?El tema Cuba es una situación difícil, pero eso hace parte de la vida diaria de la diplomacia. Las crisis o las situaciones difíciles hay que analizarlas, como se presenten y como se resuelven?, concluyó Ardila.

NTX/EF/JAH/BGG/

0
comentarios
Ver comentarios