Nacional

Lozoya habría gastado 120 mdp en sobornos para aprobación de la Reformación Energética

Emilio Lozoya AustinFélix Márquez / Cuartoscuro

México.- Emilio Lozoya Austin, quien fuera director general de Petróleos Mexicanos (Pemex) durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, habría utilizado al menos 120 millones de pesos para sobornar a legisladores de oposición, quienes posteriormente votaron a favor de la Reforma Energética aprobada en diciembre de 2013.

De acuerdo con una columna de opinión de Juan Bustillos publicada este 18 de julio en el portal Impacto, el exfuncionario “existiría evidencia, acuses de recibo y un video” donde se comprueban estos actos de corrupción.

El periodista apunta que Lozoya Austin habría destinado 80 millones de pesos durante 2013 y 50 millones más al año siguiente para convencer a senadores de aprobar la polémica reforma constitucional que abrió el sector energético a empresas privadas.

Sin embargo, el columnista descartó que existan 16 videos con pruebas de los sobornos dados a políticos de varios partidos como afirman algunas versiones periodísticas.

Además, señala que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) “ya consiguió su primer tanto colocando al borde de una crisis nerviosa a la clase política dominante del sexenio anterior” con la extradición del político priista.

Emilio Lozoya llega a México para responder ante la justicia

Emilio Lozoya Austin fue detenido en febrero pasado en un exclusivo fraccionamiento de la ciudad de Málaga, en el sur de España, luego de pasar varios meses prófugo de la justicia.

Luego de que las autoridades del país europeo aprobaran su extradición, arribó a México este 17 de julio en un avión de la Fiscalía General de la República que había hecho una escala técnica en Canadá.

A su llegada al país, un médico legista de la FGR revisó al detenido y posteriormente ordenó su traslado a un hospital tras determinar que sufría de anemia y lesiones en el esófago; en estos momentos, el priista permanece en un hospital privado en el sur de la Ciudad de México en calidad de detenido y es vigilado por autoridades locales y federales.