22 de septiembre de 2021 | 21:40
México

Emilio Lozoya: Aplazan cierre de proceso contra su mamá para junio

Un juez federal determinó aplazar el cierre de las investigaciones contra la madre de Emilio Lozoya, hasta la primera semana de junio.
Gilda Austin y Emilio Lozoya.
Compartir en

México. - Será hasta el próximo mes de junio cuando se cumpla el plazo para el cierre de la investigación complementaria, que se está llevando a cabo en el proceso en contra de Gilda Margarita Austin y Solís, madre del ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin.

Así fue establecido por un juez federal, quien determinó que sea durante la primera semana del siguiente mes de junio, cuando se deba concluir la investigación contra la madre de Lozoya, por el presunto delito de lavado de dinero que habría sido de hasta 7.4 millones de pesos.

Fue durante una breve audiencia que se llevó a cabo durante la mañana de este viernes 5 de marzo, cuando el juez del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte concedió la prórroga, que se presentó a petición de la misma Gilda Margarita Austin y Solís.

Gilda Austin lleva proceso en libertad

Cabe recordar que la mamá de Emilio Lozoya fue extraditada de Alemania desde el mes de octubre del 2019, tras lo cual el 2 de noviembre, el juez de control determinó su vinculación a proceso por los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa.

Los delitos que se le imputan no implican como medida cautelar la prisión preventiva, razón por la cual el juez le concedió continuar con su proceso en arraigo domiciliario, el cual es vigilado por agentes federales las 24 horas del día.

La Fiscalía General de la República (FGR) refiere en sus investigaciones que, durante 2010, Emilio Lozoya transfirió a su mamá 5 millones de pesos desde una cuenta que estaba registrada a nombre de Tochos Holding.

Asimismo, las pesquisas apuntan que en 2012, el exdirector de Pemex también transfirió 185 mil dólares, es decir más 2 millones 400 mil pesos al tipo de cambio de entonces.

La cuenta bancaria donde se realizaron los millonarios depósitos se localiza en Islas Vírgenes, y de acuerdo con la FGR, es una de las que habría usado Emilio Lozoya para cobrar sobornos a la empresa brasileña Odebrecht.