Animales circenses son vendidos a cazadores y taxidermistas, acusa activista

Animales de circo
Animales de circoSaúl López / Cuartoscuro

La Profepa desconoce el destino de las especies que eran utilizadas en los espectáculos circenses.

México.- Tres semanas después de que entrara en vigor la reforma a la Ley General de Vida Silvestre que prohibe su uso en los espectáculos circenses, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) desconoce el destino de las especies, reconoce el subprocurador Ignacio Millán Tovar.

De acuerdo con Millán no reubicaron animales en zoológicos y tampoco se llevaron a cabo ventas, pese a que dos circos señalaron que ya no disponen de los animes y que estos fueron adquiridos por particulares.

"Teníamos dos elefantes, cinco guanacos, un camello y 10 caballos", detalla Andrés Atayde Guzmán, quien añade que los elefantes fueron vendidos al zoológico de Zacango en Toluca.

Por su parte, Eder Ortiz, quien es malabarista del Circo África, señaló que los camellos pertenecen a un señor que tiene un rancho en Orizaba y "suficiente dinero para mantenerlos".

Las afirmaciones de los cirqueros contradicen lo dicho por Profepa, sobre el interés de los propietarios para quedarse con sus animales y añadió:

El comprador también debe contar con un registro ante Semarnat como Unidad de Manejo Ambiental (UMA), aunque de momento sólo 65 de los 199 circos hayan registrado ante la Secretaría Nacional de Recursos Naturales a sus ejemplares.

De acuerdo con el subprocurador, más que su reubicación, se vigilará que ningún circo realice espectáculos con animales, de lo contrario se aplicará un decomiso.

Sin embargo Fernanda Quinzaños, presidenta de Fundación Santuaai dedicada a la protección, rehabilitación y conservación de fauna silvestre, señala que los animales de los circos están siendo vendidos a cazadores y taxidermistas por una ley mal planeada y sin soluciones concretas.

Por ello llamó a la Semarnat y Profepa para invertir en la construcción de un santuario que pueda albergar a las especies, puesto que "el bienestar animal fue lo último que se planeó" al no garantizarles un lugar de alojamiento.

La Fundación propone construir un santuario de fauna silvestre en un predio ubicado al sur de la Ciudad de México y que requiere una inversión inicial de seis millones de pesos que han solicitado a las autoridades.

El circo Barley dejó en el zoológico del parque recreativo San Jorge a los animales que formaban parte de su espectáculo, en específico: dos elefantes, siete tigres blancos, dos leones blancos, un chimpancé, una familia de dromedarios, otra de monos araña y un par de jaguares blancos.

Los ejemplares podrán ser visitados, informó Porfirio Silva quien es propietario del lugar en el ejido El Sauzal, Chihuahua.

La reciente adquisición suma más de 300 ejemplares en exhibición para el recinto.

Con información de Reforma y El Diario de Juárez

0
comentarios
Ver comentarios