martes 21 de noviembre de 2017 | 09:42
Nacional

Se eleva a 98 número de muertos por sismo de 8.2 grados

Redacción SDPnoticias.com mié 13 sep 2017 06:00
Enrique Peña Nieto en Chiapas, acompañado de Manuel Velasco. Evaluación de daños.
Enrique Peña Nieto en Chiapas, acompañado de Manuel Velasco. Evaluación de daños.
Foto propiedad de: Cuartoscuro

Peña Nieto dijo que "es momento de ser solidario con la gente de Chiapas y Oaxaca, recordemos que somos una sola familia, todos somos México".

México.- Se elevó a 98 el número de muertos por el sismo de 8.2 grados en escala de Richter que se registró el pasado jueves 7 de septiembre por la noche, y que se sintió en 12 entidades del país.

Al encabezar la entrega de la carretera Ixtlahuaca-Jilotepec, en el Estado de México, el presidente Enrique Peña Nieto, subrayó que el temblor, cuyo epicentro fue en Chiapas, también ha dejado miles de damnificados.

"Los daños contrastan con los daños que dejó un sismo muy doloroso en el 85, pero este también nos ha dejado dolor, nos ha dejado pérdida de vidas humanas, hasta ahora 98 personas han fallecido, pero junto a ello muchas personas han perdido su patrimonio y perdieron sus casas", indicó.

En este sentido, afirmó que prácticamente todo el gabinete del Gobierno Federal permanece en Chiapas y Oaxaca, los estados más afectados por el terremoto.

"(Se encuentran) trabajando para llegar y atender a la población en estas necesidades básicas que tienen. Estamos trabajando, censando para saber y cuantificar, objetiva y realmente, de cuál magnitud son los daños, y tercero, emprender de inmediato la reconstrucción", comentó.

El  jefe del Ejecutivo federal indicó que buscará "aliviar" a la población afectada con la reconstrucción de sus viviendas.

"Es momento de ser solidario con la gente de Chiapas y Oaxaca, recordemos que somos una sola familia, todos somos México, ahí tenemos a hermanas y a hermanos que lamentablemente pasan por momentos de dolor, de tragedia".

Se comprometió a estar de manera regular en las dos entidades para supervisar, dijo, los avances que están teniendo los despliegues de ayuda a los damnificados.

"También está esta ocasión para hacer un llamado a la solidaridad de todas y todos los mexicanos, para que aporten lo que consideren pueda ser de ayuda y de apoyo a la población”, expresó.

Peña Nieto reiteró su llamado a las “grandes empresas” constructoras que han trabajado para los gobiernos” y no necesariamente para los gobiernos, que están en el sector privado (…) es ocasión de mostrar una mano generosa, una mano solidaria y apoyarnos a la reconstrucción".

Para el mandatario, si en México se logra "conformar un gran frente de distintas constructoras edificando y reedificando en donde hubo devastación muy pronto Chiapas y Oaxaca estarán de pie".

Enrique Peña Nieto apuntó: "La fuerza destructiva de un sismo es menor, es mucho mayor la fuerza de la unidad de los mexicanos, sigamos haciendo a México".